Cuida tu casa

Cuida tu casa

Para hacer más llevadero el encierro. Que lo ideal sería tener una terraza y muchos m2, pero esos lujos no están al alcance de todos. Así que vamos con pequeñas mejoras y espacios que puedes crear en tu hogar, si no los tienes ya, y que te harán a aguantar mejor un hipotético nuevo confinamiento: 

  • Saca un espacio para tus aficiones: sean las que sean, pintar, bricolaje, coser, manualidades con los peques.. Por ejemplo, si lo tuyo es el bricolaje y no tienes mucho espacio en casa, puedes colgar tus herramientas en un panel en la pared, en un rincón, y así liberarás armarios. O también puedes guardar la caja de herramientas y tus máquinas básicas en un módulo bajo de la estantería. Si lo tuyo es la costura, en un modesto metro cuadrado cabe un escritorio con cajones con sitio para la máquina de coser: los tarros grandes de vidrio valen para guardar bobinas y abalorios.
  • Móntate un rincón para teletrabajar: si es que no lo has hecho aún. Si tienes una habitación disponible para ello, genial y si no, monta un espacio en el dormitorio o en el salón. Necesitarás de una mesa de 60 x 40 cm. Como mínimo. También puedes fijar una mesa abatible a la pared. Es fundamental tener enchufes cerca. Y cuida la luz y la silla que vayas a utilizar: la silla debe ser ergonómica, con refuerzo en las lumbares. Si tu espacio de trabajo está en el salón, busca una silla que se integre en la decoración. Procura trabajar cerca de una fuente de luz natural y además, añade un flexo Led plegable, que cabe en cualquier cajón.
  • Convierte tu baño en un oasis: aunque sea pequeño, con pequeños cambios lograrás grandes beneficios. Por ejemplo, cambia la alcachofa de la ducha por una con tres chorros y ahorro de agua. Las hay también con función masaje. Puedes también instalar una columna de hidromasaje: escógela con dos chorros de masaje en la columna. Instalar una columna de este tipo no supone trabajos de fontanería.
  • Un sitio para relajarte: puede ser en el salón, busca un espacio que, a ser posible, esté junto a la ventana. Bastará una butaca pequeña, mejor si es reclinable. Y una manta para cuando vaya llegando el frío.
  • Créate tu propio gimnasio en casa: no necesitas gran cosa aunque puedas pensar lo contrario. Si lo tuyo es el yoga y pilates, necesitarás una esterilla que se agarre bien al suelo (este aspecto es muy importante). A la hora de guardarla, es mejor hacerlo extendida que enrollada: prueba a dejarla bajo la cama o tras un armario. Si quieres otro tipo de ejercicio como los aeróbicos moderados necesitarás de tres metros cuadrados libres, como mínimo. En una balda del armario puedes poner las cintas elásticas, mancuernas… Si ya tienes más sitio libre en casa, prueba una cinta de caminar plegable y portátil. Por supuesto, otra opción es una bici estática: las hay pequeñas y plegables. Una vez plegada, procura que no ocupe más de 45 cm de fondo.