Pixabay

Pixabay

De repente, surge una humedad y sabes, conscientemente, que es algo que no puedes dejar pasar porque este tipo de problemas puede afectar a la estructura del baño. Y no solo eso, además, por la humedad que suele condensarse en el baño, puede favorecer la aparición de hongos y bacterias.

Pero tranquilo, porque si la humedad aparece por cualquiera de los casos que veremos a continuación, la reparación no tiene por qué ser larga, a lo sumo dos días, dependiendo de la zona afectada.

  • Humedad por rotura: tiene lugar por rotura de tubería o de la bajante. Para repararla, toca picar la parte de pared, suelo o techo que corresponda, hasta localizar la tubería y cambiarla. Y hacerlo todo de nuevo. ¿Precio? Dependerá del profesional, pero cuenta mínimo unos 30 euros por m2 para picar la pared, cambiar el tramo de tubería y rehacer el muro.
  • Humedad por condensación: aparece como vaho o gotas de agua en las ventanas y cristales o también, como moho en las paredes y techos. Podrías evitarla ventilando 10 minutos al día o cambiar la ventana por una que aísle mejor. Eso considerando que tengas ventana: si el baño no lo tiene, que suele ser muy habitual, bastará instalar un extractor, que puede rondar los 250 euros (sin IVA).
  • Humedad por filtración. Ocurre porque el agua del exterior, de la calle, se filtra al interior de la casa. Se soluciona impermeabilizando la pared que corresponda. Se suele tardar unos cuatro o cinco días y el precio oscila entre 20 y 80 euros el m2.
  • Humedad por capilaridad: este tipo de problema solo tiene lugar en plantas y casas bajas porque es una humedad que procede del terreno y que pasa a la parte inferior de la pared. ¿Cómo arreglarla? Se puede inyectar resina en la parte correspondiente del muro o poner una capa de impermeabilizante hidrófuga. El coste está entre 40 y más de 100 euros por m2.

Una vez reparada la humedad, hay que alicatar la pared y solar el suelo y el precio de esto dependerá, evidentemente, de la superficie a arreglar y del material que se utilice. Si el material es cerámico, cuenta unos 5 euros por m2. Cifra que se eleva por encima de 8 euros/m2 en el caso de que sea porcelánico.

El gres porcelánico, por ejemplo, soporta mejor la humedad que el cerámico y también aguanta mejor los golpes, pisadas, cambios de temperatura… Suele ser más caro que el cerámico y en cuanto a los acabados, los hay antideslizantes que parecen madera, piedra, cemento…. El gres cerámico suele ir esmaltado, así que aguanta bien el vapor y la humedad. Además, es un material muy higiénico y fácil de limpiar, que ya sabemos que la limpieza en el baño debe ser muy habitual.