El mercado hipotecario sigue sufriendo los efectos del confinamiento provocado por el coronavirus. Según los datos del INE, en agosto se inscribieron en los registros de la propiedad 19.825 préstamos para la compra de vivienda, un 3,4% menos interanual y casi un 24% menos que en julio.

Se trata de la cifra más baja desde julio de 2016 y que eleva el descenso acumulado del año de la formalización de préstamos hasta el 10%. No obstante, no podemos olvidar que estos números todavía recogen las operaciones firmadas ante notario en las semanas de desescalada y que todo apunta a que en los próximos meses volverán a producrise números positivos. Según los notarios, en el octavo mes del año la firma de préstamos repuntó un 6% interanual. mejora que se reflejará en las próximas estadísticas del INE.

Juan Villén, responsable de idealista/hipotecas, espera que la mejora paulatina del mercado se mantenga en las próximas estadísticas, aunque explica que «aún queda por ver el impacto que las medidas recientes de reducción de movilidad tiene en las firmas de finales de año. Las hipotecas fijas y variables siguen cruzándose en torno al 50%, y los tipos de interés siguen en mínimos históricos, esperando que bajen aún más, tanto por la caída adicional del euríbor como por la competencia esperada entre bancos para la recta final de año”.

Lo que también ha caído en agosto es el tipo de interés medio de los préstamos, que se ha situado en un 2,49% y se acerca de nuevo a los mínimos históricos de abril y mayo (2,48%). En julio, el tipo medio se situó en el 2,54%.

Las hipotecas fijas, por su parte, mantienen su peso en el mercado y siguen rondando el 50% de las nuevas operaciones. Es decir, prácticamente una de cada dos nuevas hipotecas que se firman son a tipo fijo. 

Lo que sí ha crecido es el importe medio que prestan los bancos a los clientes para la compra de vivienda. En agosto, se situó alrededor de 134.700 euros, lo que arroja un incremento del 4% interanual y de un 8,6% en lo que llevamos de ejercicio.

Datos por CCAA

Como es habitual, las regiones que aglutinan la mayor parte de las hipotecas inscritas en los Registros de la Propiedad son las más pobladas. Según el INE, el ranking de agosto está liderado por Andalucía (3.689), seguida de la Comunidad de Madrid (3.059) y Cataluña (2.787). Al otro lado de la tabla se encuentran Cantabria, Navarra y La Rioja, con menos de 200 operaciones cada una. 

En cambio, si miramos en qué comunidades se presta más capital para la constitución de hipotecas sobre viviendas, el número uno es Madrid (con 633,1 millones de euros), seguida de Cataluña (451,0 millones) y Andalucía (416,8 millones).

A pesar de que el conjunto de España acumula un descenso del 10% en las hipotecas registradas en los ocho primeros meses del año, la mayoría de las autonomías registran subidas interanuales, siendo las alzas de La Rioja (135%) y de Canarias (casi un 56%) las más destacadas. Sin embargo, el fuerte descenso de las regiones donde se firman más operaciones lastra el resultado del conjunto del país.

En Cataluña y Comunidad Valenciana, por ejemplo, las hipotecas registradas acumulan un descenso superior al 23%, mientras que en Madrid, Andalucía y el País Vasco bajan algo más de un 6%. Baleares es la otra autonomía en negativo, con una caída superior al 5% en los ocho primeros meses del año.