La mayor parte de los países europeos suspende en el consumo de energía verde. Los datos de la oficina de estadísticas comunitaria Eurostat son muy claros: en 2016, solo el 17% del consumo final de energía en el conjunto de la Unión Europea procedía del sector renovable.

La cifra no es baladí, sobre todo si tenemos en cuenta que la proporción de energías renovables en el consumo final bruto de energía es uno de los principales indicadores de la ‘Estrategia Europa 2020’ y que, para entonces, el promedio de los Veintiocho debe situarse en el 20%.

Ahora bien, también es cierto que no todos los países están al mismo nivel. Mientras las grandes economías de la región están en la mitad baja del ranking, los países nórdicos y del este encabezan los primeros puestos.

El resultado más destacado es el de Suecia, donde más de la mitad del consumo de energía procede del sector renovable. Les siguen Finlandia, Letonia, Austria y Dinamarca, todos ellos por encima del 30%. Otros países que también están en la banda alta de la tabla son Estonia, Portugal, Croacia, Lituania, Rumanía y Eslovenia, donde el peso supera el 20%.

Italia y España, cuarto y quinto mercado más importante de la UE, respectivamente, también superan la media de la UE del 17%, aunque por poco. En 2016, el 17,4% de la energía que consumió el país transalpino procedió de energía limpia, una décima más que en el caso español (17,3%).

Ya por debajo del promedio comunitario encontramos a los pesos pesados de la economía del Viejo Continente: Francia, con un 16%; Alemania, con 14,8% y Reino Unido, con menos de un 10%. Sin embargo, el mercado británico no es el peor parado de la lista, sino que los puestos más bajos del ranking los ocupan Bélgica (8,7%), Malta (6%), Países Bajos (6%) y Luxemburgo (5,4%).

11 países superan el objetivo 2020

Si comparamos el peso que tiene actualmente la energía limpia en el consumo energético total en cada país, descubrimos que en 2016 11 países ya lograban cumplir con antelación su particular objetivo de cara a 2020, según recuerda el Instituto de Estudios Económicos (IEE), que se ha hecho eco de los datos de Eurostat. 

Según se observa en el gráfico, los socios europeos que se han adelantado en el calendario son Suecia, Finlandia, Dinamarca, Estonia, Croacia, Lituania, Rumanía, Bulgaria, Italia, República Checa y Hungría.

En el caso de España, el objetivo es del 20% (es el mismo que para la media de la UE-28), lo que significa que nos quedan 2,8 puntos para alcanzar el nivel que ha establecido Bruselas. Según las autoridades comunitarias, nuestro país tiene complicado llegar a tiempo a la meta.