Milán es la ciudad del sur de Europa que exige un mayor esfuerzo para alquilar una vivienda: en el gran polo económico italiano las familias deben destinar un 42,6% de sus ingresos al arrendamiento, según un estudio de idealista, que cruza los precios del alquiler en marzo de 2021 y la estimación* de ingresos familiares. Entre las 10 primeras aparecen cinco ciudades italianas, tres portuguesas, entre ellas Setúbal (40,6%) y Lisboa (38,5%), y solo dos españolas: Santa Cruz de Tenerife (38,8%) y Madrid (36,3%).

La recomendación generalizada de los expertos pasa por no destinar más de un tercio de los ingresos al pago de la renta. Como ya comentamos la semana pasada, solo ocho capitales españolas exigen un esfuerzo superior al tercio de los ingresos familiares para alquilar una vivienda, y ninguna ha llegado a superar el 40%.

En España, la ciudad de Santa Cruz de Tenerife (38,8%) es el mercado nacional donde mayor salario tienen que dedicar las familias al pago del alquiler. Seguida por Almería, con un 37,3%, y completan la terna de capitales, un empate entre Las Palmas de Gran Canaria y Madrid (36,3%).

Pero si lo comparamos con el resto de los países del sur de Europa, la situación es mucho más complicada para las familias de algunas ciudades de Italia y Portugal, sobre todo en Milán (42,6%) y Setúbal (40,6%). Están dos zonas superan con alarma el peso que tienen el arrendamiento de la vivienda sobre la renta neta de los hogares.

Sobre todo, en Italia se anotan más capitales por encima de ese 33% estable de los ingresos netos familiares para dedicar a la vivienda. Entre las 10 ciudades con mayor tasa de esfuerzo para alquilar de los tres países -España, Italia y Portugal- aparecen cinco italianas, tres portuguesas y dos españolas.

A las ya citadas de Milán y Setúbal, se une en el tercer puesto Vicenza, en la región de Véneto, con un 39,6%. Todavía por encima del 39%, también aparece la población de Lanusei (39,1%), en la isla de Cerdeña.

A continuación, aparecen empatadas las ciudades costeras de Faro (Portugal) y Santa Cruz de Tenerife, ambas con un 38,8% de ingresos familiares destinados al alquiler, con un punto porcentual por encima de otra localidad lusa como la de Évora (37,8%), la capital de Alentejo, en centro meridional de Portugal.

Almería ocupa el octavo puesto de la tabla de ciudades del sur de Europa donde mayores ingresos familiares se exigen para alquilar una vivienda. Completan el top 10, otras dos urbes italianas como las de Como (37,2%) y Prato (36,5%), por encima todavía del tercio recomendado para no sufrir una tasa de esfuerzo que ponga en riesgo la economía familiar.

La tasa de esfuerzo en las grandes ciudades

Si nos centramos en las principales ciudades de España, Italia y Portugal, Milán vuelve a concentrar el mayor esfuerzo familiar con el ya anotado del 42,6%. La ciudad que más de cerca le sigue es Madrid, con un 36,3%, por delante de Lisboa, con un 35,8%.

Por detrás de ellas, y ya por debajo de ese umbral del tercio de los ingresos familiares destinados a la vivienda, en este caso al alquiler de la vivienda principal, se encuentra Barcelona (32,7%), por delante de Oporto (30,8%) y Roma (30,2%).