Imagen de un hotel en Tenerife / pxfuel.com

Imagen de un hotel en Tenerife / pxfuel.com

Las grandes compañías hoteleras localizadas en Canarias presionan al Estado para salvar el invierno. Con ocupaciones que no han superado el 50% durante el verano, ahora los hoteles atisban una oportunidad de recuperación en la temporada que está cerca de comenzar. Sus esperanzas se centran en las intenciones de Arantxa García-Laya, ministra de Exteriores, que ha anunciado una negociación para crear corredores turísticos entre Reino Unido y el archipielago, según explica Cinco Días.

Además, las cadenas hoteleras también esperan que su situación mejore a partir del 30 de septiembre, cuando el Gobierno alemán elimine a España de la lista negra de países para viajar. Hasta el momento, sólo Riu ha decidido cerrar establecimientos en Canarias – ocho de doce que tiene en propiedad-, aunque está lista para abrirlos si la situación mejora como ahora parece.

En esta misma tesitura se encuentran sus competidores. En estos momentos, Barceló tiene operativos 11 de los 16 hoteles de los que dispone en Canarias. Además, la compañía valorará en las próximas semanas la posibilidad de clausurar de manera temporal más hoteles si se producen cancelaciones masivas tras la medida impuesta por Alemania. De hecho, es algo que ya han hecho en otras localizaciones como Baleares.

Aun así, Barceló mantiene el optimismo y confía en que la ola de contagios que vive Canarias esté controlada a corto plazo. Un aplanamiento de la curva de contagios podría suponer que los países que han prohibido viajar a sus ciudadanos a Canarias den marcha atrás.

En el lado contrario se encuentra el grupo Melía. La cadena mantiene abiertos todos los hoteles que ya lo estaban y esperan que a mediados de septiembre el Gobierno alemán elimine la recomendación de incluir al archipiélago entre las zonas de riesgo por contagio de coronavirus. Hasta que llegue ese momento, la compañía tiene operativos dos hoteles en Tenerife, uno en Gran Canaria, dos en Fuerteventura y otros dos en Lanzarote.

Pero no todas las noticias son negativas, también hay motivos para la esperanza. En este sentido, la cadena Hesperia puede presumir de haber reabierto su hotel en Lanzarote. El complejo es propiedad del grupo inversor Hesperia y está operado por Hesperia World bajo la marca Secrets de AMResorts.