Liberbank tiene uno de los préstamos para la compra de vivienda más competitivos del mercado. Bautizada como Hipoteca Oxígeno Variable y con un plazo de contratación de hasta 30 años, establece un tipo de interés de euríbor + 0,69% (3,01% TAE), aunque solo a partir del tercer año, ya que en los primeros la entidad aplica un tipo inicial del 1,55%.

Pero para obtener ese tipo de interés, es necesario que el cliente cumpla un sinfín de condiciones. Entre ellas, la domiciliación de los ingresos, que deben superar los 3.000 euros mensuales; la contratación de un seguro del hogar y de un seguro de vida, el uso de las tarjetas de crédito de la entidad, aportar el certificado de eficiencia energética de la vivienda con calificación A y mantener abierta una inversión en fondos comercializados por Liberbank por un importe equivalente a, como mínimo, el 10% del principal del préstamo hipotecario.

En ausencia de las bonificaciones descritas, el tipo de interés de la hipoteca se mantiene en el 1,55% durante los primeros 24 meses y a partir de entonces se eleva hasta euríbor + 1,99% (2,43% TAE).

Otras características que conviene destacar de este préstamo es que establece una revisión semestral y que aplica comisión por amortizar de forma anticipada, ya sea un pago parcial o total. En concreto, la penalización es la máxima que establece la ley hipotecaria: esto es, un 0,25% del capital que se cancele antes de tiempo si el desembolso se produce durante los primeros tres años de vida del préstamo y un 0,15% si el pago se produce en el cuarto año o en el quinto. Pasados esos cinco primeros años, el banco no puede penalizar las cancelaciones, según la normativa actual.

Entre las ventajas de esta hipoteca está que no aplica comisión por la apertura del préstamo y que permite financiar el menor de estos dos importes: el 80% del valor de tasación de la vivienda o el 90% del precio de compraventa.