Colmena de Haibu 4.0 precintada por el Ayuntamiento de Barcelona / Fuente: Haibu 4.0

Colmena de Haibu 4.0 precintada por el Ayuntamiento de Barcelona / Fuente: Haibu 4.0

Uno de los modelos de vivienda que más polémica ha levantado en España en los últimos meses cruza las fronteras y llega a Francia. Haibu 4.0, responsable de las primeras casas colmena en Barcelona, acaba de poner en marcha sus primeras oficinas en París y ya busca ubicaciones en Washington, en Estados Unidos, con el objetivo de iniciar el desarrollo de su negocio en ambos países, tal y como han explicado desde la compañía a idealista/news.

La compañía ha abierto su oficina en el número 9 de la Rue du 4 Septembre, en pleno centro de la ciudad de la luz. Según la empresa, esta oficina servirá “para registrar a los primeros colmeneros de París”. “Estos espacios son la antesala para abrir la colmena, nos sirve para explicar a las autoridades, ciudadanos y medios de comunicación cuál es nuestro objetivo y cómo se ejecutará”, explican desde Haibu 4.0.

Según destacan desde la compañía, “como esperábamos, hemos tenido un gran recibimiento, ya que en París son bienvenidas todas las iniciativas que beneficien a la ciudad”. Además, uno de los directivos de la empresa asegura que “allí tratan de resolver el problema de vivienda con tantos proyectos como se propongan y anteponen las necesidades de las personas a los intereses partidistas”.

“Somos conscientes de que nuestro proyecto es polémico, pues anteponemos el acceso a la vivienda, por delante del espacio personal para dormir, pero siempre respetando las normativas de cada ciudad·, reflexiona el ejecutivo. “Nuestro proyecto puede gustar más o menos, pero no por ello se tiene el derecho a tratar de prohibirlo sin base alguna, no obligamos a nadie a vivir en nuestras colmenas”, concluye.

Y es que Haibu 4.0 está teniendo más problemas de los esperados en Barcelona para poder llevar a cabo su polémica colmena. El pasado octubre, después de que la compañía rechazara la orden del Ayuntamiento de la ciudad de precintar el local que tiene en el número 114 de la calle Constitución, en el distrito de Sants-Montjuïc, Haibu 4.0 llevó a cabo un recurso contra la vía de hecho por considerar que el Ayuntamiento había actuado fuera de su ámbito de competencia.

“El equipo jurídico de Haibu 4.0 determinó que se habían cometido muchas irregularidades en el proceso de precintado, por lo que hemos acusado al Ayuntamiento de Barcelona por realizar actuaciones al margen de los procedimientos establecidos -explican desde la compañía- ahora el ayuntamiento dispone de 10 días para pronunciarse, por tanto, la operación del precinto ha sido neutralizada”, señalaba la propia compañía.

No obstante, y pese a todo el entramado legal que se está formando a través de las casas colmena, la compañía sigue habilitando sus colmenas, y pide  “que no se nos difame y se nos acuse de ser indignos e ilegales, pues cumplimos con todas las normativas, algo que se podrá comprobar cuando abramos las primeras instalaciones”.

Según la compañía, en breve se abrirá la exposición en el número nueve de la calle Holanda de L’Hospitalet de Llobregat, y en paralelo resuelve la retirada del precinto del local en la calle Constitución de Barcelona.

Además, a todas estas acciones, Haibu 4.0 suma que el próximo martes día 13 de noviembre se presentará la instancia de oposición para la cancelación del precinto y que en 15 días el ayuntamiento debe levantar el precinto o dar explicaciones al Juez.