Las grandes cadenas de supermercados entre las que se encuentra Mercadona estudian alquilar el recientemente cerrado parking Gayarre, según ha podido saber idealista/news. El establecimiento se encuentra ubicado en el número 10 del Paseo de la Habana (Madrid), en las inmediaciones del Cortes Inglés del Paseo de la Castellana. La localización es inmejorable, porque está situado en una zona residencial y muy cerca del centro financiero de Azca.

Hace sólo unas semanas, el garaje Gayarre echó el cierre definitivo. Uno de los aparcamientos más importantes de la capital y situado en uno de los barrios más lujosos (El Viso) ha sido clausurado. Hasta ahora, el parking era la solución perfecta para los aficionados del Real Madrid que se desplazaban al estadio Santiago Bernabéu en coche.

También era una gran opción de estacionamiento del vehículo para aquellas personas que se desplazaban hasta la zona por motivos profesionales, porque a sólo cinco minutos andando está el centro financiero Azca. Además, el Ministerio de Defensa, el Museo Nacional de Ciencias Naturales o la Calle de Serrano, una de las calles más caras y exclusivas de toda España, también eran otros polos de atención de este espacio.

Pero ahora, la propiedad ha decidido cambiar su modelo de negocio y pretende convertir este local en un nuevo supermercado a lo largo del próximo ejercicio. Un objetivo que ya ha encontrado pretendientes. De hecho, varias cadenas de supermercados se han interesado en un este espacio. “Este es uno de los muchos locales que estudiamos en Madrid para una hipotética apertura”, señalan a idealista/news desde Mercadona.

Por este antiguo parking también se han interesado otras marcas, aunque sí es cierto que compañías como Carrefour o Aldi contarían con menos opciones al tener ya otros locales en la glorieta de Cuatro Caminos, a menos de un kilómetros y medio de esta localización.

Cabe destacar que este 2020, Este 2020 será un año récord de inversión en el sector supermercados, con un volumen de inversión previsto superior a los 640 millones de euros, según el informe El mercado de la alimentación en España, presentado por Savills Aguirre Newman. Este volumen de inversión supera en 460 millones de euros a la inversión de 2019. La gran resistencia del sector de la alimentación ante la crisis ha convertido a este tipo de activo en una buena opción para los inversores privados e institucionales.

Actualmente, las operaciones de invesión en supermercados resultan muy viables debido a que son activos que ponen al servicio del consumidor productos de primera necesidad con una demanda continua en el tiempo; son resilientes a la crisis; es un producto defensivo y líquido, que protege la posición del inversor en el mercado y puede ser transaccionados sin pérdida significativa de valor; disponen de contratos a largo plazo y buenos covenants que garantizan la solidez y viabilidad de la operación, y cuentan con cash-flows seguros que afianzan las carteras del inversor y las diversifican.

En términos generales, el mercado de inversión de superficies de alimentación presenta una gran diversidad de inversores que eligen los activos en función de la ubicación, el tipo de marca y las condiciones contractuales. Al disponer de una mayor capacidad de inversión, los inversores institucionales están más enfocados en portfolios de supermercados que les permite alcanzar el volumen mínimo de inversión exigido por los fondos, mientras que los privados prefieren adquirir activos individuales.