El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, ha aseverado que las ayudas previstas en el Plan de Vivienda 2018-2021, aún pendiente de desarrollo normativo, tendrán carácter retroactivo con fecha 1 de enero de 2018. El proyecto contempla ayudas al alquiler, recupera las subvenciones directas para fomentar la compra entre los más jóvenes e incluye partidas para la rehabilitación. 

El anterior plan estatal de vivienda fue diseñado para el periodo comprendido entre 2013 y 2016, aunque las subvenciones se extendieron hasta finales de 2017 mientras se aprobaba el nuevo plan. Éste fue presentado en mayo del año pasado y ya ha superado el trámite de audiencia.

Según Fomento, durante el proceso se han incorporado más del 50% de las sugerencias planteadas por las autonomías, ayuntamientos y profesionales, y se espera que esté aprobado en menos de un mes. 

Y es que, una vez finalizado el trámite de la audiencia, el Plan de Vivienda se llevará al Consejos de Ministros vía real decreto que lo desarrollará para su aprobación. Posteriormente, en los primeros 15 días del mes de marzo, se convocará la Conferencia Sectorial y, a partir de ahí, se celebrarán los correspondientes convenios con las autonomías, ha explicado De la Serna. 

“El plan introduce numerosas medidas de acuerdo con las comunidades autónomas para agilizar la puesta en marcha de las ayudas”, ha insistido el ministro.

Además de entrar en vigor al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial del Estado, tendrá carácter retroactivo a 1 de enero de 2018, “por lo que no hay ningún problema en la prestación de esas ayudas”. De momento, hay más de 100.000 familias que se están viendo afectadas por los retrasos en las ayudas al alquiler. 

El Plan no solo contempla subvenciones a los arrendamientos, sino que también promete ayudas de hasta 10.800 euros para facilitar a los jóvenes la compra de una vivienda y una dotación específica para la rehabilitación.