Promoción proyectada en Los Guindos (Málaga) / Grupo Lar

Promoción proyectada en Los Guindos (Málaga) / Grupo Lar

La alianza que sellaron el pasado verano Lar y Primonial sigue creciendo. Apenas 15 meses después de que el grupo español y la gestora francesa anunciaran su entrada en el negocio del ‘build to rent’ con el objetivo de levantar 5.000 viviendas, la ‘joint venture’ ya cuenta con 1.670 pisos en construcción, con una inversión cercana a los 270 millones de euros.

A esa cifra se suma más de un centenar de viviendas que están en fase de proyecto (entre ellas, las 74 que va a desarrollar en el suelo que ha comprado esta semana en Málaga) y las operaciones que quiere llevar a cabo antes de final de año para añadir al menos otras 200  más a su ‘pipeline’.

Según ha explicado Miguel Ángel Peña, CEO de Residencial de Grupo Lar, durante la presentación de la plataforma conjunta para desarrollar y gestionar las viviendas, a la que han bautizado como Vivia, «queremos terminar este año por encima de las 2.000 viviendas«. Para ello, están analizando la compra de suelos en ciudades como Santander, Córdoba, Pamplona o Tarragona.

Actualmente tiene proyectadas viviendas en ocho provincias (Madrid, Valladolid, Málaga, Granada, Murcia, Alicante, Valencia y Barcelona), aunque Vivio tiene hasta 19 ciudades en el foco de inversión. Además de las mencionadas, otros municipios donde podría desarrollar pisos de alquiler son Bilbao, Sevilla, Zaragoza, Las Palmas o Palma de Mallorca.

Peña afirma que el público objetivo de Vivia son las familias y que las operaciones de inversión que realizan se centran en ubicaciones con demanda de alquiler, pero que no se encuentran en zonas tensionadas. En Madrid, por ejemplo, serían localizaciones ubicadas entre la M-30 y la M-40.

«Nuestra vocación es el ámbito nacional y queremos tener una cartera sólida allí donde se necesite vivienda de alquiler», ha recalcado Jorge Pereda, Director de Residencial en Alquiler de Grupo Lar.

En cuanto al producto, Vivia quiere sacar al mercado viviendas eficientes y de calidad, que tengan entre uno y tres dormitorios, y que estén gestionadas de forma profesional y tecnológica, lo que permite agilizar el proceso del alquiler como los trámites y las comunicaciones con los futuros inquilinos.

Según explica Pereda, para Lar y Primonial la tecnología es el ‘driver’ que les va a permitir posicionarse como un referente en el mercado del alquiler. De hecho, y además de gestionar las viviendas que desarrollen desde cero, Vivia está abierta a la gestión de inmuebles de terceros, ya que en España hay muy poca gestión profesional del alquiler.

La plataforma de desarrollo y gestión de viviendas de alquiler se marca un horizonte temporal de seis años para poner en marcha esas 5.000 viviendas previstas. Durante los tres primeros años se centrará en las inversiones, mientras que en los siguientes tres ejercicios se enfocará en la fase de construcción. Por tanto, Lar y Primonial estudian invertir de forma conjunta alrededor de 700 millones de euros entre 2022 y 2023 a través de la compra de suelo o bien, mediante acuerdos llave en mano con promotores, para cumplir objetivos.