Grupo Lar

Grupo Lar

Lagasca 99 es una de las promociones residenciales más importantes de los últimos tiempos tanto por precio como por sus características y su historia.

Este proyecto se encuentra en el barrio de Salamanca, en plena Milla de Oro de Madrid, y cuenta con cuatro fachadas que dan a las calles de Juan Bravo, Maldonado, Lagasca y Claudio Coello. Su construcción arrancó en 2016, tras la creación de una ‘joint-venture’ por parte de la socimi Lar España y el gigante Pimco, el mayor inversor en bonos del planeta. Además, el proyecto está gestionado y respaldado por el grupo promotor Lar y ha contado con el asesoramiento de Colliers Internacional.

El edificio tiene unos 26.200 m2, repartidos en 10 niveles (siete plantas más áticos), e incluye 44 viviendas y dos locales comerciales a pie de calle. Prácticamente todas las viviendas ya han sido vendidas, tan solo quedan dos disponibles, según confirma a idealista/news Nicolás Alcibar, director de proyectos de residencial de Grupo Lar. Con un precio medio de 11.300 euros/m2, las casas están entre las más caras del país, sobre todo si tenemos en cuenta que en otros proyectos de alto ‘standing’ como el Complejo Canalejas la parte residencial incluye la mitad de viviendas.  

En el caso de Lagasca, las más pequeñas tienen alrededor de 330 m2, mientras que las más amplias rondan los 700 m2, a los que se suman otros 300 m2 de terraza. Con estos precios sobre la mesa, los nuevos dueños de estas viviendas exclusivas son empresarios y ‘family offices’ de diferentes nacionalidades: española, venezolana, peruana, mexicana y colombiana, principalmente, aunque también hay algún comprador estadounidense. Aproximadamente la mitad de la promoción está en manos extranjeras.

El diseño del edificio ha corrido a cargo del estudio que lidera el arquitecto Rafael de La-Hoz, mientras que la construcción la ha realizado San Martín, y tiene mucha historia detrás. Se levanta sobre los terrenos que en su día albergaron los edificios de Mutua Madrileña y Repsol, y en los que el promotor Rafael Ortiz se asoció con el empresario Fernando Fernández Tapias para desarrollar el proyecto residencial de lujo más importantes del país. Sin embargo, el proyecto entró en ‘default’. Las parcelas acabaron en manos del banco Banif y estuvieron siete años vacías.

La entidad decidió sacar a subasta el suelo y en enero de 2015 fue comprado por la socimi Lar España y el gigante Pimco, que invirtieron cerca de 100 millones de euros en su compra. Con el codiciado solar en su poder, decidieron dar una nueva forma al complejo y subir un escalón más el nivel de lujo que estaba previsto en el proyecto anterior: el precio de las viviendas pasó de 3 millones de euros a moverse entre 3,3 y 8 millones, aproximadamente. 

Además de las exclusivas viviendas, Lagasca 99 cuenta con el portal más grande de toda la capital: un espacio de unos 650 m2. También incluye un spa, un gimnasio, seguridad, parking privado con 156 plazas, consejería, sala de visitas y una cubierta con una piscina y huertos termosolares. Recientemente el edificio ha recibido el certificado de calidad y sostenibilidad BREEAM muy bueno, siendo uno de los primeros edificios que consigue este galardón en España, y cuenta con dos locales comerciales que albergarán una oficina del banco privado March y un ‘showroom’ de Actiu, una empresa alicantina especializada en muebles.

“Lagasca99 es un nuevo concepto residencial con una arquitectura de vanguardia cuyo diseño se ha establecido a partir de las siguientes premisas: mucha luz natural, privacidad, grandes espacios, detalles monumentales y representativos, últimas tecnologías y excelencias en los acabados que logran un edificio grandioso y sostenible a la vez. Todo ello con un nivel de servicios y ‘amenities’ nunca visto antes en la ciudad de Madrid. En términos generales podemos afirmar que se trata de la promoción más exclusiva de la capital y se trata de un proyecto difícil de replicar por su nivel de calidades, diseño e instalaciones”, asegura Luis Valdés, director de residential sales advisory de Colliers.

La cubierta del edificio es uno de los puntos más altos del barrio Salamanca, desde la que se pueden ver diferentes puntos icónicos de la capital, como la Plaza de Cibeles, Gran Vía, Plaza de España, la zona financiera de Azca (en el Paseo de la Castellana), las Cuatro Torres, la Torre O’Donnell o el Faro de Moncloa. También se puede ver la sierra de Madrid.

Están equipadas y customizadas para cada cliente

Cocina / Grupo Lar

La cubierta tiene una piscina

Piscina exterior / Grupo Lar

Baño de altas calidades

Baño / Grupo Lar

Fachada Plaza Alfredo Mahou / Grupo Lar

Fachada Plaza Alfredo Mahou / Grupo Lar

Una de las cuatro fachadas del exterior

Fachada Juan Bravo / Grupo Lar

Una de las cuatro fachadas

Fachada Maldonado / Grupo Lar

La entrada a las viviendas es por la calle Lagasca

Entrada / Grupo Lar

Incluye una zona de visitas

British Club / Grupo Lar

Tiene 650 m2

Portal / Grupo Lar

Mide unos 160 m2 y tiene máquinas de última generación

Gimnasio / Grupo Lar

Tiene vistas a algunos puntos icónicos de Madrid

Cubierta / Grupo Lar

Incluye sillones y zonas de relax

Cubierta / Grupo Lar

Es uno de los puntos más altos del barrio Salamanca

Piscina exterior / Grupo Lar

Es de cristal

La piscina es elevada / Alfonso Quiroga, foto cedida por Rafael de La-Hoz

Es la segunda piscina del edificio

Piscina interior / Grupo Lar

Incluye una bañera independiente

Baño / Grupo Lar

Hay diferentes diseños

Cocina / Alfonso Quiroga, foto cedida por Rafael de La-Hoz

Pintura blanca y suelos claros

Pasillo / Grupo Lar

Destacan los ventanales

Habitación / Grupo Lar

Son dúplex

Espacio abierto / Alfonso Quiroga, foto cedida por Rafael de La-Hoz

Destacan los ventanales

Salón / Alfonso Quiroga, foto cedida por Rafael de La-Hoz

Es una zona independiente

Cuarto de lavado / Grupo Lar

Tiene más de 150 plazas

Parking / Alfonso Quiroga, foto cedida por Rafael de La-Hoz