Agosto ha sido un mes de subidas generalizadas para el mercado de la vivienda. Según los datos que manejan los notarios, han crecido las compraventas, los precios, la firma de hipotecas y el importe medio de los préstamos. 

En concreto, en el octavo mes del año se han llevado a cabo 31.046 operaciones, un 9,9% más interanual, mientras que los precios han dejado atrás los descensos de julio: de media, las viviendas vendidas tenían un precio por m2 de 1.265 euros, lo que arroja una subida del 3,3% interanual.

No obstante, y a pesar de los repuntes respecto a agosto del año pasado, el mes vacacional por excelencia ha registrado el número de compraventas y el precio medio más bajo en lo que llevamos de 2018. Por ejemplo, hasta ahora el precio medio ha estado por encima de 1.300 euros/m2, en tanto que las compraventas no han bajado de las 40.000 transacciones mensuales. 

También ha crecido la firma de hipotecas: se han concedido casi 15.000 nuevos préstamos, un 17% más que un año antes. El importe medio de las hipotecas también ha crecido levemente, hasta situarse alrededor de los 124.600 euros. 

Por tipo de vivienda, la venta de pisos mostró un incremento interanual del 9,3% (8,2% en la serie corregida por estacionalidad). Mientras, la de pisos de precio libre se incrementó un 9,8%. Este aumento de las transacciones de pisos libres se debió tanto a la expansión de las de pisos de segunda mano (9,4%) como a la de pisos nuevos (14,3%). Por su parte, la venta de viviendas unifamiliares mostró un incremento del 12,1% interanual.