La compraventa de viviendas cerró 2018 con un incremento del 10,1% interanual, con 515.051 transacciones, unas cifras que no se veían desde 2008. Según los datos del INE, la vivienda usada acaparó el 82% de las operaciones, aunque la venta de casas nuevas aumentó un 11,1%, la mayor subida de la serie histórica.

Por primera vez desde hace 10 años, la compraventa de viviendas en España supera el medio millón de operaciones. Pese a que diciembre cerró con el número más bajo de operaciones del todo 2018, con apenas 33.831 (3,8% interanual más), el año se cierra con 515.051 transacciones, hasta un 10,1% interanual más que en todo 2017, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

De nuevo, la vivienda usada ha sido la reina del mercado con más de 422.500 operaciones, lo que supone un 82% del total. El incremento de operaciones de este tipo de casas fue del 9,9%, el más bajo de los últimos cinco años.

Por la parte de las viviendas nuevas, las ventas crecieron un 11,1% en 2018, suponiendo el mayor incremento de toda la serie histórica, que comenzó en 2007, y confirma la mejora de la obra nueva, con dos años seguidos de incrementos tras 6 seis consecutivos de caídas.

Comparando con los datos de toda la serie histórica del INE que comenzó en 2007, en pleno boom inmobiliario, los números de 2018 están alrededor de un 7,5% menos que los datos de 2008, y más de un 50% por debajo de 2007, cuando se vendieron 775.300 viviendas.

Por regiones, Murcia (24,3%), La Rioja (18,9%) y Castilla–La Mancha (18,1%) registraron las mayores tasas de variación en 2018. Por su parte, Cataluña y Canarias (ambas con 4%) presentaron las menores tasas anuales, con Baleares (-2,9%) como única comunidad autónomas que registró caídas de las compraventas.

Para Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista, “los datos ya pueden estar afectados por la estacionalidad y el parón de las compraventas que se produjo en el mes de octubre por la incertidumbre generada por la sentencia del Tribunal Suprema sobre el AJD. A pesar de ello y de la bajada intermensual, en el cómputo anual las compraventas de ventas acaban 2018 con una subida de dos dígitos, por encima de las 515.000 unidades, lo que puede significar que nos acercamos a la parte alta del ciclo.  Además, es posible que en 2019 si el BCE inicia el proceso de subidas de tipo repercuta directamente en el número de compraventas, lo que haga que el proceso de ralentización se acelere aún más”.