Hay movimientos en el mundo de las socimis. En las últimas horas, el fondo de inversión estadounidense Balckstone ha sellado un acuerdo para ampliar su control sobre la socimi Testa y la sociedad promovida y gestionada por Deutsche Bank está en venta.

Tal y como ha anunciado al Mercado Alternativo Bursátil (MAB), varios accionistas que controlan en conjunto más de la mitad del capital de Trajano han contratado al banco francés Crédit Agricole para que analice las posibles ofertas de compra. Una decisión que llega después de que distintos agentes del mercado hayan mostrado interés por entrar en la compañía.

Este vehículo de inversión inmobiliaria nació con el respaldo de la gestora de Deutsche Bank, como respuesta a las necesidades de inversión de sus clientes. Fue la sexta socimi que se incorporó al MAB, hace ya más de tres años. 

Su valor de mercado actual asciende a 173,5 millones de euros, lo que significa que prácticamente ha duplicado su capitalización bursátil en menos de 40 meses. Trajano se vistió de largo en julio de 2015 con un valor de mercado de unos 95 millones de euros.

En este tiempo, la socimi ha ampliado capital y ha añadido inmuebles a su cartera (nació sin activos), que valen en torno a 326 millones de euros a precios de mercado.

Desde verano de 2015 ha comprado el centro comercial Nosso Shopping Douro con 30.000 m2 y situado en la ciudad portuguesa de Vila Real por 53 millones de euros, así como el centro comercial Alcalá Magna, con una superficie de unos 34.000 m2 y ubicado en Alcalá de Henares (Madrid), tras desembolsar otros 100 millones de euros.

En la capital también ha comprado el parque empresarial Isla de Manoteras, compuesto por dos modernos edificios de oficinas que suman más de 13.400 m2, por otros 44 millones de euros. También adquirió por 40 millones un edificio en Bilbao, conocido como Edificio Echevarría, con casi 9.000 m2 de superficie y un uso compartido (un local comercial y oficinas). También tiene en cartera un activo logístico de más de 72.000 m2 situado en Zaragoza y que le costó 43 millones de euros. 

Los accionistas aprovechan el tirón 

El comunicado oficial no detalla quiénes son los accionistas que están interesados en escuchar las ofertas del mercado, pero todo apunta a que quieren acelerar su desinversión, aprovechando el apetito de los inversores por el mercado inmobiliario y que la socimi gana dinero (en el primer semestre el beneficio neto ha rondado los 2,5 millones de euros según consta en sus cuentas no auditadas). 

Los últimos datos oficiales sobre el reparto accionarial de Trajano datan del pasado mes de junio. Por aquel entonces estos eran los accionistas y directivos que controlaban más de un 5% y del 1% del capital, respectivamente:

Accionista % del capital
Alumbre Inversiones 2014, S.L 13.22
Alcor Sociedad Estratégica, S.L 10.55
Corporación Empresarial Holfin, S.A 5.52
Falagal Inmuebles, S.L 5.28
Dogalcar Patrimonio, S.L 5.27
Santi 1990, S.L 5.27
Surister del Arroyo, S.L 5.27
CNP Partners Seguros y Reaseguros, S.A 5.27
Fundación Educación y Cooperación 3.52