La sociedad de inversión inmobiliaria catalana Quonia ha protagonizado una operación inmobiliaria… aunque esta vez se trata de una venta, y de su primera desinversión.

Es la primera vez que la socimi coloca un activo en el mercado, y la transacción se ha saldado con unas jugosas ganancias: según ha comunicado al Mercado Alternativo Bursátil (MAB), la venta le ha proporcionado un beneficio bruto contable cercano a 6,04 millones de euros.

En concreto, ha traspasado un edificio de viviendas que incluye un local comercial y el local colindante, situados en los números 164 y 166 de la calle Balmes de Barcelona, ubicado en el distrito de L’Eixample, junto a la Avenida Diagonal y al Paseo de Gracia, una de las zonas de mayor actividad comercial de la ciudad. A pesar de que se desconoce el comprador, sí que se conoce el importe de la venta: 13,2 millones de euros.

El edificio del número 166 fue construido en 1930, consta de más de una veintena de pisos y tiene ocho plantas sobre rasante distribuidos en más de 2.500 m2. Uno de sus atractivos es que se encuentra cerca de tres centros de formación. Actualmente está arrendado a una compañía que se llama Barcelona Design Flats, especializada en el alquiler de alojamientos para estudiantes. Según consta en su página web, incluye 25 apartamentos de dos habitaciones y dos áticos de tres habitaciones, mientras que la renta del alquiler mensual se sitúa en 660 euros en adelante. Así son las casas:

Fachada / Foto: Quonia

Fachada / Foto: Quonia

Salón / Foto: Bcn Design Flats

Salón / Foto: Bcn Design Flats

Baño / Foto: Bcn Design Flats

Baño / Foto: Bcn Design Flats

Cocina / Foto: Bcn Design Flats

Cocina / Foto: Bcn Design Flats

Hall del edificio / Foto: Bcn Design Flats

Hall del edificio / Foto: Bcn Design Flats

Vistas / Foto: Bcn Design Flats

Vistas / Foto: Bcn Design Flats

Los locales (el del bajo de dicho inmueble y su aledaño del número 164) están ocupados por un único inquilino: se trata de un restaurante denominado ‘La Flauta’. El contrato de arrendamiento tiene una duración de 20 años, que empezaron a contar en 2017, cuando la compañía decidió subir las rentas mensuales del alquiler de varios inmuebles (incluido este espacio) al renegociar con los inquilinos.

Con esta venta, la primera que lleva a cabo la socimi catalana hasta el momento, así queda el portfolio de Quonia: otro edificio residencial en la calle Balmes de Barcelona (también arrendado a Barcelona Design Flats y destinado a estudiantes con precios desde 420 euros al mes); un local comercial, un parking y suelo edificable en Langreo (Asturias), dos inmuebles destinados al alquiler turístico en Barcelona y Sevilla, y el Hotel Internacional de Barcelona.

La operación da el pistoletazo de salida a la nueva estrategia que se ha marcado la sociedad, cuyo valor de mercado ronda actualmente los 48,9 millones de euros. A principios de año, ya anunció que en 2025 empezaría a liquidar la cartera de activos. Un objetivo que parece haberse adelantado en el calendario.