Gtres

Gtres

Almagro Capital, el vehículo de inversión especializado en vivienda inversa, sigue ampliando su cartera de activos y empieza a diversificar ubicaciones.

En el mes de septiembre, la socimi cerró su compra fuera de Madrid y en concreto ha sido en Barcelona. Ha adquirido un inmueble residencial valorado en más de un millón de euros, que está ubicado en una de las mejores zonas de la capital catalana: Sant Gervasi-Galvany. En los nueve primeros meses del año ha comprado un total de 52 viviendas, un 130% más que el año pasado, de las que 32 las ha incorporado desde abril.

Gracias a estas últimas operaciones su cartera ya suma 120 activos con más de 13.000 m2 y una inversión acumulada de 53 millones de euros.

Con el desembarco en el mercado barcelonés, la socimi da un paso más en su plan de negocio, que prevé alcanzar un objetivo de inversión de 250 millones de euros en los próximos tres años, de los que 100 millones de euros serán invertidos hasta el próximo verano, basándose en este modelo denominado ‘vivienda inversa’.

Además de Madrid y Barcelona, la socimi prepara su llegada a otras ubicaciones ‘prime’de las principales ciudades españolas, como Bilbao, San Sebastián, Valencia, Sevilla o Málaga. Y también tiene la vista puesta en Baleares y, en Portugal, en las ciudades de Oporto y Lisboa, donde ya está analizando operaciones. Actualmente la compañía tiene en fase de estudio una cartera de viviendas de más de 200 millones de euros.

La socimi cerró el pasado mes de julio su quinta ampliación de capital por un importe de 50 millones de euros, que registró una sobresuscripción del 91% y supuso cumplir con dos de los objetivos estratégicos marcados en su plan de negocio: superar los 1.000 accionistas y cambiar su modalidad de cotización a continuo en BME Growth para mejorar la liquidez del valor.

Almagro está especializada en vivienda inversa, que permite a los mayores obtener liquidez con la venta de su vivienda y seguir residiendo en ella bajo el régimen de alquiler durante el tiempo que quieran, ya sea un plazo determinado o hasta su fallecimiento.

Esta alternativa permite a los jubilados obtener buena parte del dinero de la venta, aunque una parte del importe queda reservada para cubrir el arrendamiento durante el tiempo establecido en el contrato, mientras que a los inversores les ofrece una rentabilidad con un bajo nivel de riesgo.

Tal y como explicó a idealista/news Enrique Isidro, consejero y accionista de Almagro Capital, es una fórmula que cubre “una clara necesidad en España ante el envejecimiento de la población” como es “dar una solución a las personas mayores” que necesitan liquidez, pero que no quieren dejar de vivir en su hogar, a través de un producto financiero que “tiene lo mejor de la nuda propiedad, de ‘sales and lease back’ y de la hipoteca inversa”.