Gtres

Gtres

Las socimis siguen protagonizando operaciones inmobiliarias. Y una de las últimas que ha ampliado su cartera es All Iron, el vehículo de inversión impulsado por los empresarios Ander Michelena y Jon Uriarte, fundadores de Ticketbis, la ‘start-up’ que compró eBay en 2016.

Según ha comunicado a BME Growth, antiguo MAB, el pasado 3 de junio selló la compra de un inmueble ubicado en el número 49 de Ronda San Antonio, en Barcelona, por un importe de 15,4 millones de euros. Una operación que se empezó a fraguar en abril, cuando la compañía suscribió un contrato de compra.

El inmueble cuenta con una superficie total de unos 2.770 m2 entre sótano, planta baja y 6 pisos sobre rasante, y con dos locales comerciales. Actualmente es un hotel de tres estrellas, aunque los planes de la sociedad pasan por reconvertirlo en 38 apartamentos de alquiler de corta y media estancia, los activos en los que se ha especializado.

Esta inversión es la primera que realiza la compañía en la capital catalana y es la tercera que lleva a cabo All Iron en lo que llevamos de año, tras comprar activos en Sevilla y Bilbao. Su cartera cuenta ya con 11 inmuebles, incluidos los que tiene en construcción y desarrollo.

En concreto, cinco se encuentran en operación (Madrid, San Sebastián, Vitoria y Bilbao), uno está en construcción (que se espera que entren en operación a lo largo de 2021), y otros cinco están en desarrollo (la previsión es que estén operativos entre 2022 y 2024). En total, la compañía podría disponer de una cartera total de unos 735 apartamentos en un plazo de tres años, de los que 158 están actualmente en explotación.

Pero la socimi quiere seguir comprando inmuebles en las principales ciudades de España y para ello ha anunciado una ampliación de capital con la que espera captar hasta 100 millones de euros. “El objetivo de esta ampliación de capital es continuar reforzando el plan de crecimiento, así como la puesta en explotación de los activos que la compañía tiene actualmente en construcción o desarrollo”, afirma la sociedad.

La operación va dirigida tanto a los actuales accionistas de la empresa como a nuevos inversores, en un intento por ampliar la base accionarial actual, y permitirá a All Iron analizando de forma activa la adquisición de nuevos inmuebles para expandir su modelo de negocio, con especial foco en ciudades clave como Barcelona, Madrid y otras capitales del sur de España, entre otras ubicaciones.