Adriano Care

Adriano Care

Adriano Care sigue protagonizando operaciones inmobiliarias. Si la semana pasada la socimi impulsada por la gestora Azora y Banca Marcha anunció la compra de dos residencias de mayores en Lugo y Barcelona por un importe de 16 millones de euros, en los últimos días ha invertido cerca de 29 millones de euros más en la compra de activos destinados a la tercera edad en Madrid, Valencia y León.

Así, el vehículo de inversión inmobiliaria ha destinado 45 millones de euros en apenas una semana en la adquisición de inmuebles y terrenos, lo que le ha permitido disparar su cartera de activos y duplicar su oferta de camas. De hecho, ha sumado seis activos desde finales de mayo, hasta alcanzar 14 y en torno a 1.800 plazas.

Justo antes de que empezara a cotizar el pasado 25 de mayo, su ‘porfolio’ estaba compuesto por ocho residencias ubicadas en diferentes puntos de España (Vizcaya, A Coruña, Palencia, Madrid y Zamora) y operadas por Adriano, Domus Vi, Clece y Matellanes, que sumaban unas 880 camas. Además, había cerrado la compra de un edificio en Valencia con capacidad para 122 camas y está desarrollando otra residencia de mayores en la capital. Las residencias operativas tienen una superficie bruta alquilable de 38.000 m2, a los que se añaden los 14.200 m2 del nuevo inmueble, ubicado en Villaverde (Madrid).

Sus primeras compras como cotizada fueron una residencia en Lugo de 191 camas gestionada por el Grupo Albertia, y otra residencia con 72 camas ubicada en Terrassa (Barcelona) gestionada por el Grupo La Vostra Llar. Y apenas unos días después se suman inmuebles destinados a la tercera edad en Madrid, Valencia y León.

En concreto, ha adquirido una residencia de ancianos en Valencia con 122 plazas; otras dos en León con 140 plazas en total y un terreno situado al norte de la capital donde contempla el desarrollo de una nueva residencia de 115 camas. En total, ha invertido unos 29 millones de euros.

Además, la sociedad asegura que todavía tiene una capacidad de inversión de más de 100 millones de euros (entre sus objetivos inicales estaba destinar 250 millones de euros en adquisiciones de residencias, viviendas adaptadas para la tercera edad y otros centros de atención a este colectivo), así como continuar con su estrategia de diversificar sus activos y sus operadores, desarrollar nuevas residencias de mayores y actualizar las existentes, con el fin de incorporar «las últimas tendencias de sostenibilidad y modelos de gestión centrados en las personas».

La compañía gestionada por Azora y  presidida por Joaquín Ayuso, exconsejero delegado de Ferrovial y exconsejero de Bankia, recuerda que, «para cumplir con los objetivos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), España tiene actualmente un déficit de más de 70.000 plazas. La evolución demográfica incrementará este déficit en 11.000 plazas cada año haciendo especialmente necesaria la inversión pública y privada, como la realizada desde Adriano, en este sector clave en nuestra infraestructura socio asistencial».

Y también insiste en que su objetivo es dar respuesta al reto demográfico del aumento de la población de mayores, así como a la mejora de la calidad del servicio que se les ofrece. «En las próximas tres décadas la población mundial mayor de 65 años se duplicará y la población mayor de 80 años se triplicará, generando un incremento de las necesidades de alojamiento y cuidados específicos», concluye la sociedad de inversión inmobiliaria. 

Adriano Care debutó en BME Growth (antiguo MAB) el pasado 25 de mayo a un precio de 10,1 euros por acción, mientras que sus títulos cotizan actualmente en torno a 10,8 euros, lo que arroja una revalorización cercana al 7%. Es la primera socimi que se ha vestido de largo este año en dicho mercado y la única cotizada que está especializada en las residencias de ancianos.