Fuente: Familia Capriles

Fuente: Familia Capriles

Cada vez son más las familias que deciden canalizar sus inversiones en ladrillo a través de socimis. Si el pasado agosto eran los Koplowitz los que decidieron crear su propio vehículo de inversión bajo esta tipología de sociedad ahora es la familia venezolana Capriles los que se lanzan de lleno a por el mercado inmobiliario con su primera socimi, Kowo Real Estate, tal y como han explicado fuentes del sector a idealista/news.

En los últimos años, los Capriles se han convertido en uno de las familias inversoras en vivienda de lujo más activas a través de la empresa Gran Roque Capital. En sus espaldas recae la recuperación de tres promociones en Madrid, en el entorno de Chueca (dos en la calle Fernando VI y otra en Barquillo). Esta empresa inició a finales del pasado año, la comercialización de viviendas en la calle Pablo de Aranda en la zona de El Viso, con la idea de alcanzar los 11.000 euros por m2.

Ahora, además, la compañía se atreverá con uno de los vehículos de moda en el negocio inmobiliario. El empresario Miguel Ángel Capriles ha puesto en marcha Koro Real Estate Socimi, con el objetivo de comprar y promocionar activos inmobiliarios de naturaleza urbana para su posterior arrendamiento.

Pero esta no es la primera vez que la compañía estudia el lanzamiento de una socimi. A principios de este año la familia anunció que ultimaba la constitución de una socimi para posicionarla como líder en alojamientos turísticos. La inversión inicial de este proyecto ascendía a 40 millones de euros, según contemplaba el plan de negocio detallado por Edric Capriles.

De esta socimi cuelgan los apartamentos Bluemoon, según adelantó La Celosía, ubicados en el Carmen de Valencia, a un paso de la Catedral, siendo su primera apuesta en España. En este apartotel la compañía invirtió cinco millones de euros en viviendas de uso turístico de carácter residencial. Además de Valencia, Málaga y Sevilla también están en el punto de mira de los inversores venezolanos.

El negocio inmobiliario de los Capriles en España está compuesto por proyectos de promoción y rehabilitación de vivienda de lujo. Su entramado societario en España está compuesto por algo más de una veintena de compañías dedicadas a la promoción inmobiliaria (Craski Inversiones, Madriski Inversiones…), a la compraventa de bienes inmuebles por cuenta propia (Gran Roque Capital o Invecap Inversiones Inmobiliaria) y al alquiler de bienes inmobiliarios por cuenta propia (MACL Castellana 56).

Todas ellas suman unos activos totales de 125 millones de euros, siendo Invecap Inversiones Inmobiliarias la más importante, con unos activos totales de 53,3 millones de euros y de la que cuelgan prácticamente las demás. Esta última, además, es el socio único de la socimi de reciente creación.