La promoción contará con piscina exterior y climatizada y gimnasio

Promoción de viviendas en el número 19 de la calle General Martínez Campos / Lucas Fox

El mercado de la vivienda de lujo brilla con fuerza. Así lo dicen los datos del último informe de mercado de Lucas Fox, inmobiliaria especializada en este tipo de propiedades, que reflejan que la venta de viviendas de obra nueva en Barcelona y Madrid se encuentra en el punto más alto desde la crisis inmobiliaria. Este nuevo análisis señala que el 50% del total de las ventas en ambas ciudades fueron de este tipo de casas.

Además, el número de total de transacciones en las que ha intervenido la compañía se ha incrementado en un 39% en 2017, con un precio medio de venta ha alcanzado los 830.000 euros, un 14% más que en 2016 (cuando era de 730.000).

Madrid ha experimentado el mayor aumento de transacciones, con un crecimiento del 92% interanual. Le sigue Valencia, con una subida de las ventas del 86%. En Barcelona, y a pesar de la incertidumbre política que se vivió a finales de año, la venta de viviendas aumentó un 24%.

“Los datos oficiales indican que el mercado se ha recuperado del desplome de 2008, y en algunas zonas el número de transacciones está alcanzando niveles similares previos a la crisis. Aun así, en general los precios se mantienen por debajo de los alcanzados en 2007, lo que ofrece atractivas oportunidades de inversión en toda España”, comenta Rod Jamieson, director comercial de Lucas Fox.

Escasez de suelo en las capitales

Y es que, en las grandes ciudades -especialmente en Madrid y Barcelona- las promociones de obra nueva escasean por falta de suelo y, por lo tanto, para cubrir esa demanda se deben tomar otros caminos como la rehabilitación. Algo que no ocurre en otras zonas como la costa de España. “Creemos que 2018 será un año decisivo para las promociones de obra nueva en la Costa Brava“, afirma Tom Maidment, socio de Lucas Fox.

“En 2017 la provincia de Girona experimentó un crecimiento anual del 25% en la venta de promociones de obra nueva, y prevemos que esta cifra aumentará considerablemente en los próximos dos años. A pesar de este aumento en la construcción y venta de este tipo de propiedades, todavía estamos lejos de los precios alcanzados en el año 2007. Igual que en otras zonas turísticas, la recuperación del mercado de la Costa Brava va un paso por detrás del restablecimiento en las ciudades grandes”, añade.

Bajos estas premisas y para satisfacer la demanda del sector de lujo en las grandes capitales, Lucas Fox acaba de poner en marcha una promoción de 27 viviendas de lujo -22 apartamentos, cinco áticos- que han sido rehabilitadas en el número 19 de la calle General Martínez Campos, en el exclusivo barrio de Chamberí.

Salón

Las obras concluirán a finales de 2019 / Lucas Fox

La promoción contará con piscina exterior y climatizada, gimnasio, terrazas y aparcamiento. Las casas van desde los 200 hasta los 420 m2 y el precio parte desde los 1,56 hasta los 2,65 millones de euros. Las obras empezarán este marzo y las viviendas se entregarán a finales de 2019.

Por su parte en Barcelona, Casa Burés y Apartamentos Girona están cubriendo la demanda de viviendas de alta gama en ubicaciones céntricas y con elementos históricos, que atraen especialmente a los compradores internacionales.

Perfil del comprador de viviendas de lujo en España

Respecto al perfil de los compradores de vivienda de lujo, los clientes nacionales representan el 34% para Lucas Fox y los internacionales el 66%, unos porcentajes muy en línea con los de 2016. Concretamente, los británicos supusieron el 10% del total, mientras que los norteamericanos y los franceses empatan con un 8%. También tienen relevancia los compradores de Escandinavia, Oriente Medio y Asia.

Lucas Fox

Lucas Fox

Respecto a la motivación de compra, algo más de un tercio (34%) de los compradores adquirieron una vivienda como segunda residencia, mientras que el 28% lo hizo para establecer su residencia principal. El mismo porcentaje (28%) de los clientes compra con fines de inversión, en comparación con el 22% de 2016. Y es que la adquisición de inmuebles como inversión está de moda en el mercado español.