Jeroen Merchiers, CEO de Zazume

Jeroen Merchiers, CEO de Zazume

Zazume, la ‘proptech’ española creada por un ex directivo de Airbnb, sube de nivel. La compañía prepara ahora su expansión en el mercado internacional tras cerrar una ronda por valor de 2,5 millones de euros, con el fondo británico Nordstar, formado por ex-directivos de WeWork, junto con Picus Capital, fondo ‘proptech’ con empresas en cartera como Casavo, Rhino o Personio, tal y como ha explicado Jeroen Merchiers, CEO de Zazume, a idealista/news.

“Haber cerrado esta ronda nos permite seguir invirtiendo en nuestra tecnología para digitalizar el alquiler residencial y a la vez crecer nuestra cartera de socios inmobiliarios en España. A lo largo del año que viene evaluaremos una posible expansión internacional”, explica Merchiers.

Desde idealista también ofrecemos la digitalización del alquiler residencial a través de la herramienta Rentger, el software de gestión integral del alquiler en la nube que se unió al equipo de idealista hace un año.

La herramienta Rentger permite automatizar las tareas administrativas de los arrendamientos, reduciendo hasta en un 80% el tiempo de gestión de los inmuebles. También ofrece la posibilidad de configurar funciones que permiten realizar cobros automáticos, generar y enviar las facturas, la gestión de incidencias, asignar incidencias a proveedores, enviar alertas y establecer avisos de noticias importantes, así como hacer un seguimiento de los alquileres, la contabilidad y los contratos. 

Zazume, que opera bajo plataforma SaaS, está enfocada tanto a pequeños propietarios como a gestores profesionales. “Tenemos casi 1.000 hogares en la plataforma de unos 30 clientes desde ‘build-to-rent’, ‘coliving’, ‘family offices’ y socimis. “Nuestra previsión es triplicar esta cifra en los próximos meses”, dice el ejecutivo.

La compañía integra a las empresas inmobiliarias con soluciones ‘proptech’ para agilizar sus operaciones y añadir valor a sus residentes. “Por ejemplo, a través de la plataforma SaaS una sola persona del equipo de la inmobiliaria puede llegar a gestionar hasta 250 propiedades de forma cómoda, intuitiva y segura”, explica.

En la actualidad, la compañía solo opera en España. “Tenemos dos oficinas en Madrid y Barcelona, además de un centro tecnológico en Canarias pero somos capaces de ofrecer nuestros servicios en las diez ciudades más importantes de España. A través de nuestra tecnología podemos unificar diferentes canales de distribución, agilizar el proceso de comercialización además de contar con 3 módulos de gestión: reconciliación de pagos, gestión de incidencias y un ‘marketplace’ de servicios de hogar. Creemos que las inmobiliarias modernas quieren continuar añadiendo valor a sus clientes y facilitar la entrada a sus hogares”, sostiene Merchiers.

El sector ‘proptech’ en España

“Las ‘proptech’ llevan años buscando ganarse su lugar en el ‘real estate’ y la pandemia trae la oportunidad de acelerar su penetración en el mercado. El sector inmobiliario representa el activo más importante que falta digitalizarse y tenemos que bajar la barrera para que la tecnología sea accesible para más gente. Sin duda, en 2022 veremos más inversión y una clara consolidación de las empresas tecnológicas”, explica el directivo.

“Los llamados «Millenials” han liderado las operaciones de alquiler este año. Una generación absolutamente tecnológica, que busca flexibilidad y quiere algo más que un mero espacio físico, buscan un estilo de vida”, dice. Esto lo conseguimos a través de una plataforma tecnológica que permite integrar más de 50 servicios de valor añadido para los inquilinos.

Desde renting de muebles, cambiar el titular de los suministros, contratar suscripciones de limpieza y tintorería, canguros, asistencia tecnológica, reparación de electrodomésticos hasta masajes y manicura. Para el inquilino es una manera de tener dentro de una única aplicación todas las cosas que necesita en su hogar. Y para el sector inmobiliario supone además de facilitar el cierre de las operaciones, aportar ingresos adicionales.