La primera promoción de covivienda consta de cinco viviendas y espacios comunitarios / Ajuntament de Barcelona

La primera promoción de covivienda consta de cinco viviendas y espacios comunitarios / Ajuntament de Barcelona

El actual Gobierno municipal de Barcelona, liderado por Ada Colau, tiene como ambición construir el máximo número posible de vivienda pública durante su mandato y dar respuesta a la problemática habitacional que vive la ciudad. La cesión de uso es una modalidad para ofrecer pisos protegidos y la primera promoción con este método encara la recta final. En abril acabarán las obras de rehabilitación del edificio de calle Princesa 49 (Ciutat Vella), que gestiona la cooperativa Sostre Cívic.

Recreación de los espacios de la finca. / Sostre Cívic

Recreación de los espacios de la finca. / Sostre Cívic

La cooperativa Sostre Cívic lleva años tras este modelo de promoción de viviendas, aunque ahora se esté desarrollando en mayor medida en la Ciudad Condal. En este caso, el Ayuntamiento es el propietario del suelo, y Sostre Cívic, el propietario del edificio. Ambos llegaron a un acuerdo en 2014 (con CiU en el Gobierno). Se hizo dentro del programa ‘Pla Dintres’ del anterior equipo municipal, liderado por el convergent Xavier Trias. El Ayuntamiento adquiría inmuebles en mal estado, anteriores a 1900, y recuperarlos para permitir unas condiciones de habitabilidad mínima exigibles.

Pero no fue hasta abril de 2017, con el nuevo equipo, Bencomú, que se puso en marcha las obras del edificio, para promocionar viviendas en cesión de uso. ¿Y qué implica este tipo de propiedad? Es un modelo que permite que una comunidad de personas vivan en un edificio sin hacerse propietarios ni inquilinos. Los que residan en las cinco viviendas que ofrezca Princesa 49 disfrutarán de los pisos sin comprar ni alquilar.

La cocina de una de las viviendas en Princesa 49 / Coop 57

La cocina de una de las viviendas en Princesa 49 / Coop 57

La finca se encuentra en el distrito más caro de Barcelona para el alquiler, Ciutat Vella, con 18,9 euros el m2, y el cuarto más caro en segunda mano, con 4.584 euros el m2, según datos del último informe de idealista

La propiedad del solar no dejará de ser pública y no se podrá especular el precio del suelo. El Ayuntamiento, por su parte, ofrece el derecho de uso durante los próximos 75 años. Los que entren a vivir en Princesa 49 lo harán como socios y deberán realizar una aportación inicial, además de una cuota mensual asequible: rondará los 500 euros al mes, según los socios que vivirán en el edificio.

También, al tratarse de una comunidad, los socios participaron activamente en el diseño del espacio y el proceso de rehabilitación. Para acceder a esta promoción, se establecía la admisión en función de su antigüedad con Sostre Cívic. 

La vivienda se encuentra en el distrito más caro de Barcelona para el alquiler, en pleno corazón de la ciudad. / Coop 57

La vivienda se encuentra en el distrito más caro de Barcelona para el alquiler, en pleno corazón de la ciudad. / Coop 57