Gtres

Gtres

El indicador de ofertas sobre casas pendientes de venta elaborado por la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios de EEUU (NAR, por sus siglas en inglés) ha alcanzado su mejor dato de los últimos siete meses en agosto, con un repunte del 8,1% frente a julio. Este dato suele anticipar en muchas ocasiones el cierre de la transacción en los próximos meses, y las agencias inmobiliarias lo achacan a un aumento del stock de viviendas en el mercado y a una ralentización en la subida de los precios en el mercado residencial.

La Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios elabora todos los meses su índice ‘pending home sales’, algo así como las ofertas en firme que gestionan de los compradores sobre las propiedades en venta, pero que todavía no han cerrado la operación de compraventa.

Este indicador anticipa muchas de las futuras transacciones de viviendas, ya que la mayoría de estas ofertas reservan las casas entre dos y tres meses, algo similar a los contratos de arras en España.

El índice ha repuntado en agosto a su máximo de los últimos siete meses, un 8,1% intermensual, y el retorno a los datos positivos desde mayo. Los expertos afirman que la actividad inmobiliaria en EEUU vuelve a fortalecerse después de retroceder desde los niveles récord de 2020. «Las tasas de endeudamiento hipotecario históricamente bajas, la ralentización de los precios y un aumento de la oferta podría dar un impulso a la demanda”, ha afirmado Lawrence Yun, economista jefe de NAR. “Sin embargo, el mercado debe gestionar bien las condiciones de los precios, ya que los incrementos están siendo tres veces más que las subidas de los salarios”, agrega el experto.

La firma de precontratos de venta aumentó en las cuatro regiones en las que la NAR divide el país, liderados por los incrementos en el Medio Oeste y el Sur, con sus mayores repuntes desde junio de 2020. En comparación con el año anterior, la firma de precontratos ha bajado un 6,3% sin el ajuste estacional.