@media (max-width: 640px) { iframe {height:320px !important} }

Las bajadas en el precio del alquiler provocadas por el incremento de la oferta vivido tras el estallido de la pandemia y los meses de confinamiento han provocado que el peso de las viviendas en arrendamiento por debajo de 750 euros haya crecido considerablemente. Si antes de la crisis sanitaria el 34% de las viviendas en alquiler anunciadas en capitales de provincia tenía un precio inferior a los 750 euros, en el mes de marzo de 2021 ese porcentaje subió hasta el 42% del total, según un estudio publicado por idealista, analizando la composición de su base de datos de vivienda en arrendamiento durante los meses de febrero de 2020 y marzo de 2021 en todas las capitales de provincia españolas.

El número de viviendas en alquiler por debajo de 750 euros mensuales se incrementó en Barcelona durante la pandemia, pasando de suponer el 7% del total al 14% que suponía en marzo de 2021. Si ampliamos el rango hasta los 1.000 euros al mes, comprobamos como suponían el 29% de toda la oferta que hubo disponible en el mes de febrero de 2020, mientras que alcanzaron el 49% en el mes de marzo de 2021.

En Madrid, las viviendas en alquiler por debajo de los 750 euros suponían el 11% del total antes de la pandemia y actualmente suponen un 23%, más del doble. De igual manera, al subir el rango de renta hasta los 1.000 euros, la capital tenía el 36% del parque disponible por debajo de esa cifra, mientras que en el mes de marzo ha llegado a suponer el 55% del mismo.

En Palma, las viviendas por debajo de 750 euros eran 11% del total, mientras que un año después de comenzar la pandemia suponen el 21%. Sobre una renta de 1.000 euros, el 41% de las viviendas en la capital balear tenía un precio inferior, frente a un 55% que lo tenía en marzo de este año.

Otras capitales

Málaga es la capital donde el peso de los alquileres de menos 750 euros ha crecido más durante el año de pandemia, pasando de representar el 46% al 65% actual. Le siguen Girona (pasa del 47% al 66%), Sevilla (del 46% al 64%) y Valencia (del 41% al 54%). También han sido considerables los aumentos de los alquileres en ese tramo de precio en Tarragona (del 65% al 77%), Granada (del 75% al 86%), Huelva (del 85% al 95%) y Las Palmas de Gran Canaria (del 51% al 60%).

% alquileres por debajo de 1.000 euros/mes
Grandes mercados ( capitales de provincia) feb-20 mar-21
España 57% 69%
Barcelona 29% 49%
Bilbao 63% 65%
Donostia-San Sebastián 50% 47%
Las Palmas de Gran Canaria 78% 86%
Madrid 36% 55%
Málaga 81% 87%
Murcia 93% 96%
Palma 41% 55%
Sevilla 76% 88%
Valencia 75% 84%
Zaragoza 93% 95%

De todas formas, en cinco capitales el peso de las viviendas en alquiler por debajo de los 750 euros se ha reducido. Encabeza esta lista Pamplona, donde en febrero de 2020 las viviendas por debajo de esa renta suponían el 41% del mercado disponible, y ahora suponen un 32%. Le sigue San Sebastián (pasa de 14% al 9%), Melilla (del 87% al 84%), León (del 90% al 88%) y Ourense (del 95% al 94%).

Metodología

Para la realización de este estudio, idealista ha analizado todas las viviendas que estuvieron anunciadas durante los meses estudiados (febrero de 2020 y marzo de 2021) en su base de datos de alquiler. Para el cálculo del rango de menos de 750 euros mensuales se han considerado todas las viviendas por debajo de esa cifra, al igual que en el caso de las viviendas por debajo de los 1.000 euros, sin que ambos datos puedan sumarse, ya que las del tramo más bajo también están incluidas en el más alto.