Los permisos concedidos para la construcción de viviendas en diciembre sumaron las 80.786 unidades en el acumulado de 2017. Según el Ministerio de Fomento, el dato supone un incremento del 26,1% interanual. El sector aplaude la vuelta al trabajo y ya se pone como objetivo para 2018 llegar a las 100.000 viviendas anuales.

Por cuarto año consecutivo, los visados de obra nueva cerraron el año con datos en positivo. Tras las 6.096 licencias de diciembre, los permisos de construcción superaron la barrera de las 80.000. viviendas, por primera vez desde 2010.

Esta subida de 2017 se ralentiza frente a los dos años anteriores, cuando en 2016 se incrementó un 28,9% y en 2015 hasta un 42,5%. 2014 rompió una racha negativa de siete años cuando apenas subió un 1,7%.

Los visados de obra nueva alcanzaron mínimos en 2013, con 34.288, un 96% menos de lo que se llegó a registrar en 2006, cuando se alcanzó el máximo histórico de visados con 865.561 viviendas.