Fuente: Volkswagen

Fuente: Volkswagen

Más de seis millones de metros cuadrados destinados a fabricar una de las marcas de coches más potentes del mundo. Hace 80 años Volkswagen empezó a levantar en Alemania una ciudad de la nada para albergar el Coche del Pueblo. Hoy ninguna factoría en el mundo puede hacer sombra a este inmenso complejo.

Han producido más de 44 millones de vehículos desde que fuera inaugurada (el 26 de mayo se cumplen 80 años). El modelo más popular ha sido el Golf, con 18 millones de unidades. Seguido del popular Escarabajo, con 12 millones. De esa planta salen también motores y piezas para plantas de Seat, Skoda, Audi y por supuesto, Volkswagen, en otras partes del planeta. En 2016, Volkswagen se convirtió en el mayor productor de coches del mundo.

Estos son solo algunos datos del mayor complejo industrial sobre la Tierra de una sola compañía. La planta de Volkswagen en Wolfsburg (la Ciudad del Lobo) ocupa una superficie de 6,5 millones de metros cuadrados, el equivalente a la superficie de Gibraltar. Está a 230 kilómetros al oeste de Berlín, en el estado federado alemán de Baja Sajonia.

 Cada día entran 1.500 toneladas métricas de metal laminado. Y cada día salen, solo del modelo Golf, unas 2.200 unidades desde dos líneas de ensamblaje, lo que supone casi un 100% de la capacidad productiva de la planta.

En la factoría de Wolfsburg trabajan 21.000 personas, muchas de las cuales, debido a la magnitud de la planta, se desplazan en bicicleta. Pero si se suman los que trabajan en administración, investigación, y otros departamentos de la “ciudad”, llegan a 72.000 personas, que es más de la mitad de los habitantes de Wolfsburg.

Posee el mayor punto de entrega de coches del mundo, y además totalmente automatizado. Los clientes que han comprado un Volkswagen (en alemán significa Coche del Pueblo), se sientan a esperar, mientras ven cómo los robots toman sus coches con enormes pinzas dentro de un gigantesco aparcamiento acristalado de varias plantas, y se lo ponen justo delante de sus narices. Se entregan 500 coches al día.

Por supuesto, esos clientes han tenido antes la oportunidad de sentarse en esos coches en un circuito de pruebas, donde puede someter a todo tipo de rutinas desde los sistemas de aparcamiento automático, hasta de frenos avanzados, en pistas mojadas.

Una de las mayores atracciones es su amplio museo de coches, llamado ZeitHaus (la Casa del Tiempo), el cual alberga no solo la historia de Volkswagen sino coches míticos de otras marcas, desde Mercedes hasta Ford, o el tiburón de Citroën. También cuenta con un hotel de cinco estrellas: el Ritz Carlton.

La expansión y el éxito de Volkswagen consiguieron que de esa pequeña ‘ciudad del coche’ –creada de la nada en 1938–, se convirtiera en una enorme ciudad. Hoy viven en Wolfsburg más de 120.000 habitantes. Desde 1945 cuenta con un equipo de fútbol (VfL-Wolfsburg) que juega en la Bundesliga, y cuya propiedad (el 100%) pertenece a la marca alemana de coches. En 2009 fue el campeón de la Bundesliga.

En sus comienzos, tras la Segunda Guerra Mundial, el club era tan pobre que las camisetas fueron donaciones, y los pantalones se confeccionaron con sábanas, cosidas por las mujeres del pueblo. Hoy tiene un inmenso estadio de fútbol conocido como el VW-Arena.

En esta pequeña ciudad dentro de otra ciudad (autostadt, en alemán) hay desplegados 10 restaurantes con todo tipo de comida alemana o internacional. Coordinada con las autoridades de la Baja Sajonia, existen aulas de enseñanza de tecnología, por donde pasan escolares y universitarios todos los años.

Ahora, los trabajadores de Wolfsburg están ante uno de los mayores cambios de su historia. El próximo año comenzará en serio el ensamblaje y lanzamiento de los nuevos vehículos eléctricos. De instalar tanques de gasolina o gasoil, ahora serán baterías eléctricas, lo cual requiere otro modo de trabajo.

Volkswagen anunció el año pasado, que su gran inversión en los próximos años, consistirá en poner 20.000 millones de euros, para transformar sus inmensas plantas en fábricas de vehículos eléctricos, de los que espera fabricar por lo menos un millón al año en el año 2025.

Fuente: Volkswagen

Fuente: Volkswagen

Fuente: Volkswagen

Fuente: Volkswagen

Fuente: Volkswagen

Fuente: Volkswagen

Fuente: Volkswagen

Fuente: Volkswagen

Fuente: Volkswagen

Fuente: Volkswagen

Fuente: Volkswagen

Fuente: Volkswagen

Fuente: Volkswagen

Fuente: Volkswagen

Fuente: Volkswagen

Fuente: Volkswagen

Fuente: Volkswagen

Fuente: Volkswagen

Fuente: Volkswagen

Fuente: Volkswagen

Fuente: Volkswagen

Fuente: Volkswagen