Hispania

Hispania

La inversión hotelera continúa dinámica en España, si bien baja una marcha. Según el informe elaborado por la división de hoteles de Colliers Internacional, que analiza el mercado de inversión hotelera en España, el primer semestre del año se invirtió 1.830 millones de euros en el negocio inmobiliario hotelero, con Baleares, Islas Canarias y Madrid como los principales destinos para la compra de este tipo de activos.

Canarias y Baleares han aglutinado el 53% del total inversión registrada, muy por delante del resto de destinos, sumando juntas 939 millones de euros. Si bien la capital es el tercer destino para los inversores en el negocio hotelero, Madrid ha experimentado una fuerte caída: mientras que en el primer semestre de 2017 Madrid registró 549 millones de euros de inversión, en el mismo periodo de 2018 los registros son 154 millones de euros.

En cuanto a Barcelona (donde la inversión ha caído de 310 millones de euros a 71 millones de euros) la incertidumbre política en Cataluña generada con posterioridad al referéndum del uno de octubre del 2017 ha supuesto la entrada del mercado de inversión de la capital catalana en un modo de práctica parálisis.

Colliers destaca, además, la recuperación de otros destinos que acumulan 437 millones de euros de inversión, entre los que se incluyen Sevilla, Cádiz, Alicante y Valencia.

Inversión semestral

España marca el segundo mayor registro de inversión a nivel semestral de su historia, pero car un 13% respecto al récord absoluto del año 2017.  La inversión acumulada en los últimos 12 meses (de junio de 2017 a junio de 2018) alcanza un total de 3.633 millones de euros.

Las operaciones de compraventa de carteras hoteleras han registrado un volumen de inversión de 1.048 millones de euros, concentrando el 60% de la inversión total registrada, convirtiéndose en las auténticas protagonistas del semestre y adquiriendo una enorme relevancia respecto a años anteriores. Blackstone, por su parte, se alza como el gran protagonista del año como el inversor más activo en el mercado hotelero español en los últimos meses.

A diferencia del primer semestre del año 2017, periodo en que la inversión se repartió prácticamente al 50% entre el segmento urbano y el vacacional, en el primer semestre de 2018, el 71% de la inversión se dirigió a la adquisición de hoteles vacacionales, lo que tiene que ver principalmente con operaciones como la compra de Alua por parte de Hispania, la toma de participación de Blackstone en Hispania o la mayor parte de los activos adquiridos por la Socimi Atom.

Perspectivas

El mercado español encara su cuarto año consecutivo registrando volúmenes de inversión nunca antes vistos. “El volumen conjunto de los últimos tres años y medio asciende ya a 10.535 millones de euros, lo que supone una media anual de 3.010 millones de euros”, explican desde Colliers. A dicha cifra hay que sumar los casi 1.000 millones de euros de media invertidos anualmente en Capex de reposicionamiento y construcción de nuevos hoteles.

“Si bien el mercado vacacional empieza a presentar los primeros síntomas de desaceleración del crecimiento, la inercia con la que arranca el segundo semestre del año podría permitir en 2018 aproximar o incluso superar los niveles de inversión del año 2017”, concluyen desde la consultora.