Openbank, el banco online de Santander, ofrece una de las mejores hipotecas del momento. Su préstamo Open Variable ha mejorado sus condiciones y es una alternativa a tener en cuenta tanto para la compra de una vivienda habitual como de una segunda residencia.

La única diferencia es que la entidad está dispuesta a prestar hasta un 80% del precio de compra en el caso de la residencia habitual, mientras que el porcentaje máximo de financiación baja al 70% para las demás.

Entre las ventajas que tiene la Hipoteca Open Variable está que el banco asume todos los gastos de constitución del préstamo, incluida la tasación, que se puede solicitar por un importe de a partir de 30.000 euros y que no tiene comisión de apertura ni de amortización parcial.

En cambio, sí penaliza la cancelación total: en concreto, la comisión es del 0,25% del capital reembolsado anticipadamente y siempre que se produzca durante los tres primeros años de la vida del préstamo. El límite del importe a pagar es la pérdida financiera que provoque al banco la cancelación.

En lo que se refiere al tipo de interés, la oferta de la entidad establece un abanico de posibilidades que dependen principalmente de dos factores: si el cliente quiere aplicarse las bonificaciones (domiciliación de la nómina y contratación del seguro de hogar) y el porcentaje de la operación que necesite financiar. Lo único que se mantiene en todos los casos es que durante los 12 primeros meses de vida del préstamo se paga un tipo de interés más elevado.

En el caso de que se cumplan las condiciones (nómina y seguro) y de que el cliente solicite un importe equivalente al 80% del precio de compra de la vivienda, la entidad aplicaría un interés del 0,99% + euríbor (2,19% TAE), en tanto que si la financiación es de hasta el 70%, el diferencial baja al 0,89% + euríbor (2,19% TAE). En el caso de que necesite hasta el 50%, el interés se reduce hasta el 0,79% + euríbor (2,19% TAE). Independientemente del porcentaje del préstamo, durante el primer año el interés es del 1,99%.

En ausencia de las bonificaciones, el diferencial se amplía hasta quedarse entre el 1,19% + euríbor (2,41% TAE) para un importe de hasta el 50% del precio de compra y entre el 1,39% + euríbor (2,41% TAE) cuando el cliente solicita hasta un 80%. En cualquier caso, durante los primeros 12 meses el tipo que se aplica es del 2,39%.