Gtres

Gtres

La construcción es uno de los sectores que más se ha beneficiado de los avales públicos que puso en marcha el Gobierno para garantizar la supervivencia de las empresas solventes en plena crisis del coronavirus.

Según los datos del ICO recopilados por la Asociación Hipotecaria Española (AHE), el ladrillo acapara hasta marzo el 10,8% del importe financiado y el 10,9% del importe avalado por el organismo público. Solo el sector que aglutina al turismo, el ocio y la cultura registra unas cifras superiores (en torno al 15% tanto de importe financiado como avalado).

Los servicios inmobiliarios, en cambio, están en la parte baja de la tabla, ya que a cierre del primer trimestre su peso sobre el total se sitúa en el 2,2%, tanto por importe financiado como avalado. Este es el peso sobre el total de cada sector de actividad: 

Sector de actividad Peso sobre el total, según importe avalado Peso sobre el total, según importe financiado
Turismo, Ocio y Cultura 14.7% 15.0%
Construcción e Infraestructuras 10.9% 10.8%
Servicios Empresariales, Profesionales y Administrativos 8.9% 9.1%
Bienes de Consumo y Retail 5.4% 5.3%
Distribución Comercial de Alimentos y Bebidas 7.6% 7.7%
Bienes de Equipo e Industriales 8.4% 8.2%
Agricultura, Ganadería y Pesca 4.6% 4.5%
Transporte y Logística 4.1% 4.0%
Automoción y Material de Transporte 5.8% 5.8%
Industria Textil y Moda y Retail 4.1% 4.0%
Industria y Servicios de la Salud 2.8% 2.8%
TIC 3.6% 3.6%
Servicios inmobiliarios 2.2% 2.2%
Industria Alimentación y Bebidas 5.0% 5.1%
Energía 2.7% 2.7%
Educación 1.0% 0.9%
Industria Papel, Madera y Servicios 1.5% 1.5%
Medio Ambiente 1.9% 2.0%
Industria Química 2.3% 2.3%
Metalurgia y Otros Materiales 1.6% 1.7%
Industrias extractivas 1.0% 1.0%

Como recuerda la AHE, “el Gobierno junto con las entidades financieras han desarrollado varias iniciativas orientadas a salvaguardar la situación financiera de empresas y ayudarlas con sus compromisos de pago. En primer lugar, a finales de marzo de 2020 se puso en marcha una línea dotada con hasta 100.000 millones de euros de garantía estatal para que las empresas pudieran hacer frente a sus necesidades más inmediatas como consecuencia de los estragos del covid-19; más tarde, se desplegó otra línea de avales, de cuantía claramente inferior y también menor repercusión, con una cobertura de hasta 1.200 millones de euros, para los arrendatarios que tuvieran dificultades en atender al pago de su alquiler como consecuencia de la expansión de la pandemia. Y, por último, se activó a mediados de 2020 una última línea de avales dotada con hasta 40.000 millones de euros dirigida a aquellas empresas que quisieran realizar nuevas inversiones para dotar de la infraestructura tecnológica y de los servicios que requiere el entorno actual, además de cubrir el resto de necesidades de financiación”.

Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, a cierre del año pasado se habían beneficiado de estas líneas de avales casi 64.000 empresas vinculadas a la construcción y las infraestructuras. Entre todas se habían formalizado cerca de 101.000 operaciones de financiación por un total de 10.408 millones de euros, de los que 9.500 millones de euros estaban avalados. De media, la financiación por operación se situó en unos 123.200 euros, con un plazo medio de devolución de 52 meses.

Estas estadísticas de la cartera liderada por Nadia Calviño ya situaban al ladrillo como el segundo sector más destacado de toda la economía, solo superado por el de turismo, ocio y cultura. En este caso, se sellaron más de 173.000 operaciones de financiación por parte de unas 125.200 empresas. Solicitaron unos 12.820 millones de euros avalados de los más de 17.100 millones de euros financiados.

En el caso de los servicios inmobiliarios, los números son mucho más bajos: según Economía, a cierre de 2020 se habían beneficiado de estas líneas de ayudas cerca de 18.000 empresas, que habían formalizado en torno a 23.000 operaciones por un importe financiado total de 2.480 millones de euros, de los que estaban avalados en torno a 1.938 millones.

Y las cifras han seguido subiendo en el primer trimestre de este año. Según la AHE, a cierre de marzo el sector de la construcción y las infraestructuras ya alcanzaba más de 106.100 operaciones, 12.800 millones de euros financiados y casi 9.800 millones avalados. Las empresas beneficiadas ya superaban la barrera de las 66.140.

En el caso de los servicios inmobiliarios, el número de empresas beneficiarias alcanza las 18.504, con 23.866 operaciones firmadas, 2.560 millones de euros financiados y 2.002 millones avalados.

Estos son los datos del ICO y el Ministerio de Economía por sectores a cierre de marzo de 2021:

Sector de actividad Nº operaciones Nº beneficiarias Aval solicitado (Millones €) Importe financiación (Millones €)
Turismo, Ocio y Cultura 181040 128234 13256.9 17774
Construcción e Infraestructuras 106117 66143 9781.8 12810.8
Servicios Empresariales, Profesionales y Administrativos 89921 64103 7990.4 10747
Bienes de Consumo y Retail 82592 58653 4876.5 6257.3
Distribución Comercial de Alimentos y Bebidas 65569 41012 6850.3 9103.9
Bienes de Equipo e Industriales 65145 37279 7538 9757.5
Agricultura, Ganadería y Pesca 56043 38885 4170.4 5336.3
Transporte y Logística 49498 29199 3662.3 4694.8
Automoción y Material de Transporte 46673 26977 5183.8 6853.8
Industria Textil y Moda y Retail 46368 29351 3681.8 4787.8
Industria y Servicios de la Salud 33994 24160 2549.9 3351.6
TIC 30073 18347 3263.4 4284.2
Servicios inmobiliarios 23866 18504 2001.6 2559.7
Industria Alimentación y Bebidas 22501 11105 4515.4 6016.2
Energía 22072 12799 2430.7 3189.3
Educación 16127 11860 860.2 1107.9
Industria Papel, Madera y Servicios 15498 9066 1326.1 1726.4
Medio Ambiente 14929 9301 1750.4 2342.7
Industria Química 11603 5430 2073.4 2723.7
Metalurgia y Otros Materiales 4705 2450 1439.8 2032.4
Industrias extractivas 4600 2550 863.2 1143.1
TOTAL 988934 645408 90066.3 118600.4