Los permisos para levantar vivienda nueva en España alcanzaron el pasado noviembre las 74.690 unidades en lo que va de 2017, lo que supone un 26,3% más que en el mismo periodo del año anterior, según el Ministerio de Fomento. Con estos datos, el sector constructor vuelve a cifras que no se veían desde 2011, aunque hay que esperar al cierre de año para confirmar si supera las 80.000 viviendas nuevas con licencia de construcción.

El pasado mes de noviembre se concedieron permisos para levantar 6.606 viviendas, un 11,1% más que en el mismo de 2016, y el mejor undécimo mes desde noviembre de 2010. Estos datos, pese a ser menos que en octubre, acercan los visados de obra nueva a la cifra redonda de las 80.000 viviendas de obra nueva, un dato que no se ve desde 2010, cuando cerró con más de 91.600 casas.

Lo que si se confirma ya es que el sector sale del bache de la crisis. Desde los mínimos alcanzados en 2013, cuando cerró su peor año de la serie histórica con 34.288 viviendas, la cantidad se ha más que duplicado en cuatro años.