La Comunidad de Madrid suprimirá la cédula de habitabilidad para evitar duplicidades, pues ya existe la licencia de primera ocupación. La cédula -creada en 1937 y que data de 1944- acredita la habitabilidad de vivienda antigua (ya ocupada anteriormente) y se expide a instancia del solicitante, en el caso de que resulte necesaria para la contratación de servicios en la casa (Agua, Electricidad, Gas, etc.), segundas o posteriores transmisiones, alquiler, viviendas de uso turístico reguladas por el Decreto 79/2004 (se exige disponer del título), concesión de préstamos o venta de viviendas en casos específicos.

La propuesta de supresión responde a dos motivos. “Por un lado, se trata de una figura muy antigua y dictada en un contexto histórico hoy superado, que evidencia importantes desfases y contradicciones con las vigentes normativas y actuales modelos habitacionales”, según expone el Gobierno regional.

Por el otro, el Gobierno regional pretende reducir trámites burocráticos y acabar con el ‘doble trabajo’ de obtener tanto este documento como la licencia de primera ocupación, que es de competencia municipal. “Así se evitarán cargas administrativas innecesarias a los ciudadanos”, concluye el Gobierno regional.