Comunidad de Madrid

Comunidad de Madrid

La Comunidad de Madrid anuncia sus planes fiscales para 2022, que pasan por una rebaja masiva del IRPF y la supresión de todos los impuestos autonómicos.

En concreto, el Consejo de Gobierno autonómico ha aprobado en su reunión de este 3 de noviembre una reducción de medio punto de cada tramo del IRPF y el fin de los impuestos propios. Estas decisiones entrarán en vigor en 2022 y, según el equipo de gobierno liderado por Isabel Díaz Ayuso, convierten a Madrid en la única comunidad sin este tipo de tributos y permite que los trabajadores tengan el menor tipo de España para el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, tanto para el tramo más bajo (8,5%) como para el más elevado (20,5%).

La presidenta autonómica también ha informado de que el 77% de los beneficiados corresponde a personas con sueldos por debajo de la media y ha especificado que el ahorro medio del contribuyente madrileño será, por ejemplo, con respecto a un contribuyente de Aragón, de 476 euros menos, de 466 en el caso de un catalán o 448 euros de un balear.

“Queremos dejar claro que en todas las bajadas que hemos ido aplicando a lo largo de los años, lo que no ha bajado es la recaudación, por tanto, este es el camino que debemos seguir”, ha indicado Díaz Ayuso, que también ha recalcado que estas medidas las permite la ley de financiación y que todas las comunidades autónomas “pueden hacer exactamente lo mismo.

El Ejecutivo autonómico enviará a la Asamblea de Madrid estos dos proyectos de ley para la aprobación y su entrada en vigor el 1 de enero de 2022. En el caso del IRPF, los 3,3 millones de contribuyentes madrileños podrán beneficiarse de ello en la campaña de la renta de 2022. Se estima un ahorro fiscal de más de 300 millones, que tendrá mayor impacto en las rentas bajas, con un 5,5%. Para las rentas altas, el ahorro calculado se sitúa en un 2,4%.

En concreto, para un contribuyente soltero, sin hijos y menor de 65 años, con una renta bruta de 20.000 euros, supondrá un ahorro del 5%. Si su retribución bruta es de 32.000 euros, tendrá un impacto del 4,35% y si fuese de 60.000 euros, del 3,42%.

Adiós a los impuestos autonómicos

El Consejo de Gobierno también ha acordado eliminar todos los tributos propios de la Comunidad de Madrid con el objetivo de generar un entorno de confianza para las empresas. Así, explica el Ejecutivo regional, «contarán con la seguridad de no encontrarse con nuevas imposiciones fiscales, haciendo de Madrid una región aún más atractiva y segura para la inversión».

La medida afecta al impuesto sobre la instalación de máquinas recreativas en establecimientos de hostelería autorizados, al de Depósito de Residuos y al recargo sobre el de Actividades Económicas (IAE), que actualmente es del 0%. De esta manera, Madrid se convierte en la única región de España sin tributos de estas características.

En la Comunidad de Madrid, la recaudación por estos impuestos apenas supone el 0,02% del total y en 2020 supuso alrededor de 3,4 millones de euros. Sin embargo, el gobierno autonómico cree que su eliminación «ayudará a la recuperación económica, suprimiendo trabas para el desarrollo de la actividad, lo que favorecerá la creación de empresas y la expansión de las ya existentes».

La presidenta madrileña ha recordado que estas medidas son un contrapeso de libertad y prosperidad frente a las políticas fiscales que está tomando el Gobierno central y asegura que las medidas impositivas que ha tomado la comunidad en los últimos 17 años han permitido un ahorro a los ciudadanos de unos 53.000 millones de euros.

«Las nuevas medidas fiscales suponen un paso importante en la política tributaria llevada a cabo por los distintos Gobiernos de la Comunidad de Madrid desde el año 2004, que han supuesto un ahorro a los madrileños de 52.819 millones de euros, una media de 16.500 euros por ciudadano. Además, la región se ha convertido a lo largo de estos años en el motor económico de España, aportando el 19,2% al PIB nacional», explican desde la Comunidad de Madrid.