La Comunidad de Madrid ha aprobado esta semana el decreto de creación del Registro de Agentes Inmobiliarios de forma voluntaria. Desde el Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (COAPI) lo valoran positivamente y sostienen que la medida refuerza la seguridad jurídica y la transparencia del sector, y ofrece garantíaas. Sin embargo, creen que la medida debería dar un paso más. 

En su opinión, es necesario darle carácter obligatorio como sucede en otras autonomías. Y es que el registro de momento nace con una vigencia de cinco años renovables y el objetivo de proteger los derechos de los consumidores que contratan a los agentes inmobiliarios. 

El Consejo de Gobierno autonómico aprobó el decreto de creación de este registro que a partir de ahora podrá ayudar a localizar a los profesionales del sector que se inscriban, de forma que el principal beneficiado sea el consumidor quien “tendrá un conocimiento real del profesional al que acuden. El motivo principal es que podrá localizarse a los profesionales del sector que se inscriban, lo que favorecerá que los consumidores tengan un conocimiento real del profesional al que acuden”, explica el organismo en un comunicado. 

En noviembre ya se hizo pública la intención del Gobierno liderado por Cristina Cifuentes de sacar adelante un decreto para registrar a los agentes de la propiedad inmobiliaria (APIs), y se detalló que el proceso de inscripción debe venir acompañado de un grado de formación relacionado en materia inmobiliaria, además de un domicilio fiscal, la contratación de un seguro de caución, por un mínimo de 6.000 euros, y la obligación de disponer de un seguro de responsabilidad civil. A cambio, los inscritos recibirán un sello que acredita la calidad de la inmobiliaria de la Comunidad de Madrid.