Exterior de la vivienda

Se construyó en 2017 / Gabriel Monteleone

A parte de por su diseño y belleza, esta casa de ensueño hará las delicias de aquellas personas cuya vivienda de fantasía sea una que esté ubicada en lugar tranquilo, alejada del ajetreo de la ciudad.

Esta vivienda está ubicada en una isla de Tigre, Argentina, y está protegida por un bosque en la retaguardia y por un río en la vanguardia. La única forma de llegar a ella ese en barco.

Su nombre responde a Casa en el Delta, cuenta con 175 m2 y fue construida por el estudio Cucciolla en 2017.

“Era necesario encontrar una idea que resuelva todo y que además se relacione con el paisaje, ya que todos estos puntos eran de vital importancia tanto para el comitente como para la prosperidad de la casa”, comentan desde el estudio.

En el piso superior se encuentran las habitaciones y que son en sí mismas un mirador hacia el río. Además, tiene una terraza con plantas en lo que sería el techo del nivel inferior que a la vez funciona como aislante térmico sobre el salón.

Respecto a los materiales, la casa se compone por tres elementos: hormigón, vidrio y madera. “Es una caja de hormigón apoyada transversalmente sobre otra de vidrio a las que se les aplican operaciones geométricas como calados y perforaciones que definen los distintos ambientes, pero siempre son dos volúmenes claramente distinguibles, sectorizados según las necesidades de las personas que la ocupen”, explican desde Cucciolla.

Habitación

Todas hacen de mirador y ofrecen unas vistas espectaculares / Gabriel Monteleone

Vista aérea

Esta vivienda está ubicada en una isla de Tigre, Argentina / Gabriel Monteleone

terraza

La casa se compone por tres elementos: hormigón, vidrio y madera / Gabriel Monteleone

Nivel superior

La azotea está cubierta con vegetación lo que hace que refrigere el nivel inferior / Gabriel Monteleone

Muelle

Solo se puede llegar a ella por barco / Gabriel Monteleone

Cristaleras

Es una caja de hormigón sobre otra de vidrio / Gabriel Monteleone