Marc Tey Photography

Marc Tey Photography

Esta impresionante vivienda levantada en Singapur está hecha con el mimo y el detalle de lo que quería la familia que iba a vivir en ella. Con más de 1.000 m2 de construcción, está hecho a lo grande: grandes salones, piscina infinita, varios dormitorios y hasta un árbol centenario.

Esta semana, la casa de ensueño es literal. Una vivienda que fue el sueño convertido en realidad de una familia de Singapur, uno de los países con la renta per capita más alta del sudeste asiático. Se encuentra 4 metros por encima de la calle, como si se erigiese sobre una montaña. Su única entrada es a través del garaje, donde se pueden guardar más de cinco coches.

A partir de aquí una puerta de madera permite acceder una casa llena de luz, donde las pareces han sido sustituidas por enormes cristaleras en su planta baja. A la misma altura se encuentra la piscina de 25 metros, donde disfrutar por completo de un momento para el descanso. En medio, un pequeño árbol centenario.

Lo más brutalista de la vivienda es su parte superior, con formas poligonales, donde se encuentras las habitaciones privadas, los baños. La casa además cuenta con bodega y unas impresionantes terrazas en la parte superior.

Grandes espacios

Salón / Marc Tey Photography

En la parte alta de la casa

Terraza / Marc Tey Photography

Árbol centenario

Detalle del árbol / Marc Tey Photography

Parte inferior

Terraza / Marc Tey Photography

Uno de los tantos lujos de la casa

Bodega / Marc Tey Photography

Detalla de la altura de la vivienda

Entrada / Marc Tey Photography

Luz y color por todos lados

Cocina y comedor / Marc Tey Photography