Oficemen

Oficemen

El consumo de cemento caerá entre un 10% y 12% en 2020 hasta situarse en unas 13 millones toneladas a cierre de año, según las previsiones de la patronal Oficemen, unos datos que no se veían desde la última crisis económica. Los empresarios del cemento prevén una larga recuperación para el sector, como mínimo hasta 2022, por el aumento del déficit y la deuda pública, y solo a partir de plan de rescate de la UE.

La patronal estoma que la recuperación no llegará hasta 2022 por “el aumento del déficit y la deuda pública. Los recursos procedentes de la UE, que puedan destinarse a la inversión pública, no empezarán a apreciarse de forma significativa hasta 2022, sumado a que, hasta dentro de dos años no se espera recuperar el nivel de visados de vivienda que había en 2019″, ha explicado el presidente de Oficemen, Víctor García Brosa, durante la presentación de la Estadística del Cemento.

Ante estos datos polo halagüeños, el sector del cemento pide al Gobierno un plan específico para la recuperación de la construcción, uno de los sectores que podría impulsar el crecimiento del PIB en España. La construcción de infraestructuras verdes, un plan de vivienda social para alquileres y programas para facilitar el acceso de los jóvenes a la primera vivienda a través de avales del Estado, son algunas de las medidas que piden los empresarios de la construcción.

«El sector constructor y sus industrias auxiliares necesitan con urgencia un plan específico de infraestructuras y vivienda que permita aprovechar el potencial de generación de empleo de la construcción y también dinamizar el conjunto de la economía nacional», ha asegurado el presidente de la organización.