Imagen del exterior del complejo Canalejas

Imagen del exterior del complejo Canalejas

El hotel Four Seasons abre este viernes sus puertas para recibir a los primeros huéspedes. Un estreno marcado por la crisis del covid-19 y por la montaña rusa de emociones por las que ha pasado el proyecto. Según explica a idealista/news Mónica Eisen, hotel manager de la compañía, el nuevo complejo es una transformación del lujo más centrado en un trato personalizado del cliente que en lo material. Eisen también asegura que las trabas les han hecho trabajar con más energía y que Madrid necesitaba un proyecto como el que ofrece la cadena norteamericana.

A pesar del optimismo, Eisen revela que las previsiones de ocupación para el primer año -antes de la aparición del coronavirus- estaban entre el 60% y el 70%, aunque en su puesta de largo apenas contará con 30 huéspedes. “La situación es la que es y nuestra meta siempre ha sido preservar el trabajo de las más de 200 trabajadores que hemos contratado”, afirma. Además, la hotel manager de Four Seasons Canalejas incide en la importancia que tiene poder abrir en Madrid, una de las pocas grandes capitales de Europa que no contaban con esta marca de lujo. Tras visitar sus instalaciones en exclusiva, ahora idealista/news repasa todos los detalles del proyecto con una de las cabezas visibles del complejo hotelero que se estrenará este viernes en pleno centro de la ciudad y con precios por noche que oscilan entre los 750 euros y los 18.000 euros de su suite.

¿Qué significa para Four Seasons la apertura de este hotel en Madrid?

Es una gran emoción para la compañía de 60 años de historia. Es increíble poder llegar a Madrid, una da las pocas grandes capitales del mundo donde todavía no estábamos, después de ocho años de proyecto. Es un momento de celebración y muy especial por la historia, cultura y por el turismo de esta ciudad. Madrid necesitaba un Four Seasons en su ciudad.

¿Cómo ha sido abrir un complejo hotelero de esta magnitud?

Bueno, yo hablaría de una montaña rusa de emociones. Primero de alegría, luego incertidumbre por el covid-19 y al final te das cuenta y estás a un solo día de abrir el hotel. Nuestra meta era clarísima: preservar el empleo de toda la gente que acabábamos de contratar porque son ellos, al fin y al cabo, los que crean el lujo y la magia dentro de Four Seasons. Con respecto a la situación actual, la realidad es que hemos tenido que trabajar mucho para intentar aplicar todos los criterios y protocolos de Sanidad.

Yo no tenía previsto ir con mascarillas y que algo tan básico como la sonrisa de nuestros empleados no sea visible, pero nos tenemos que adaptar. Todas las trabas nos han dado más energía, más motivación, más aliento al equipo… , y creo que eso es lo que vamos a trasladar a partir de ahora a todos.

¿Cuántas reservas hay para este viernes?

Por ahora tenemos 30 habitaciones reservadas.

¿Tenéis una estimación de ocupación para el primer año?

Es imposible ahora mismo realizar predicciones. Antes de que apareciese el covid-19 sí teníamos una estimación de entre un 60% y un 70% de ocupación a lo largo del primer año, sabiendo que para nosotros era muy difícil juzgar sin historial y sin experiencia en el mercado madrileño.

¿Cuántos trabajadores estarán activos cuando arranque el hotel?

La verdad es que en estos momentos tenemos contratados 246 directos. Pero luego generamos mucho empleo indirecto para otras compañías de otros sectores: floristas, ingenieros, proveedores de servicios…

¿Cuál es la horquilla de precios para este estreno?

Estamos todo el día analizando precios, pero salimos con habitaciones desde los 750 euros por noche hasta los 18.000 euros de nuestra suite.

Desde 750 euros la noche

Imagen de una de las habitaciones / Four Seasons

¿Cuál es el perfil de cliente del Four Seasons Madrid?

Hay dos tipos. Los primeros que son huéspedes internacionales, sobre todo americanos y latinoamericanos, aunque aquí también entra el turismo local que busca lo exclusivo. Sabemos que este perfil es difícil de conquistar en estos momentos donde es tan complicado coger un avión, guardar cuarentenas… De todos modos, tenemos otro mercado que es igualmente importante y que no va directamente asociado a alojamiento, pero sí a la restauración, al spa y el resto de la oferta que tenemos dentro del hotel. Estamos listos para ellos.

A pesar del covid-19, ¿tienen reservas en sus salones adaptados para bodas, eventos, convecciones…?

Sí, la verdad es que hemos tenido suerte porque ya tenemos algunos eventos reservados y confirmados en nuestros salones. Pequeñas reuniones, lógicamente, pero sí que tenemos.

Ideal para eventos de empresa

Imagen de uno de los salones del Four Seasons

¿En qué medida va a ayudar a atraer huéspedes la inauguración de la galería comercial Canalejas?

Va a resultar muy interesante porque la oferta del complejo se verá ampliada. Gente que vaya a ir de compras e igual se alojan con nosotros, por ejemplo.

Con respecto a la oferta de ocio, ¿van a cobrar sólo por subir a la azotea del hotel como hacen otras cadenas hoteleras en Madrid?

No. Nosotros tenemos un restaurante en la azotea con reserva para ir a tomar algo, pero no hay que pagar nada extra por acceder a la terraza.

Restaurante dirigido por Dani García

Azotea del Four Seasons

¿Qué ofrece el Four Seasons que no tengan otros hoteles de lujo de Madrid?

La verdad es que hemos tenido una evolución permanente y muy fuerte durante los últimos diez años para actualizarnos. Nuestro objetivo ha sido mantener el lujo, pero que no sea un lujo tradicional, sino uno adaptado a los nuevos tiempos. ¿Y cómo se consigue eso? Pues con los conceptos que ofrecemos como restaurantes modernos, con música divertida y contemporáneo, con trabajadores que transmitan sentimientos… Pretendemos que cada inquilino sea libre y pueda expresar lo que quiera dentro de una cierta cuota de elegancia, pero siempre sin dejar de ser ellos mismos.

¿Cuáles son los planes de la compañía para España?

Hay intención de hacer negocio en Mallorca y Marbella, ahora mismo.

¿Tienen algún plan en el caso que hubiera un nuevo confinamiento de la población?

Claro. Tenemos que pensar en todas las posibilidades y por eso tomaremos decisiones fuertes si así lo pide la situación.

¿Cuál es la magia del Four Seasons de la que hablabas antes?

Pues es simplemente transformar el concepto del lujo -o lo que la gente a veces cree que es lujo: oro, diamantes…- en un sentimiento. El lujo para nosotros es una emoción creada por la forma en la que te tratan tan personalizada. Es un lujo no tan centrado en lo material y sí más en lo personal y eso sólo se consigue a través del fantástico equipo con el que contamos.

Este viernes abrirá sus puertas

Imagen del patio interno del Four Seasons Canalejas

Mantiene la estética del banco

El ‘lobby’ del hotel del Four Seasons

18.000 euros por noche

El baño de la ‘suite’ del Four Seasons

Se puede departamentar

Una de las estancias de la ‘suite’

Hay hasta tres restaurantes

Uno de los restaurantes del Four Seasons en Madrid