Realtor

Realtor

Después de un año en el mercado, y tras varias rebajas en su precio de venta, la última casa donde residía el actor Robin Williams antes de su triste fallecimiento en 2014, se acaba de vender por 5,3 millones de dólares, unos 4,5 millones de euros al cambio actual.

La estrella de cine compró esta propiedad frente al mar en la localidad de Tiburón, en Paradise Cay, California en 2008. Su esposa heredó la vivienda y en 2019 decidió ponerla en el mercado por 7,2 millones de dólares. Tuvo varias rebajas durante el último año en venta, con la crisis del corovanirus de por medio.

La antigua morada del artista es realmente agradable, con más de 600 m2, con seis habitaciones y seis baños con vistas a la bahía de San Francisco. Cuenta con una amplia sala de estar, una cocina-comedor, así como una sala multimedia. La suite principal, con vistas a la bahía y acceso directo a una terraza, incluye dos vestidores, un baño principal y un estudio de madera oscura. En el exterior, una amplia terraza recorre la parte trasera de la casa. Alrededor de la piscina hay varias zonas de estar y comedor.

Realtor

Realtor

Realtor

Realtor

Realtor

Realtor

Realtor

Realtor

Realtor

Realtor

Realtor

Realtor