Gtres

Gtres

Miles de pensionistas en Japón, que trabajaron en algún momento en EEUU, han recibido aparentemente por error los cheques de estímulo que el Gobierno de la primera potencia económica mundial lleva enviando a empleados y jubilados con ingresos bajos desde el inicio de la pandemia. Solo en 2020, durante el mandato de Donald Trump, se enviaron algo más de 27.800 talones a direcciones en el extranjero por un importe total de 34 millones de dólares, unos 27,8 millones de euros al cambio actual, sin distinguir entre beneficiarios correctos y erróneos.

Varias sucursales bancarias en Tokio se han visto desbordadas por la llegada de miles de pensionistas del país nipón que han intentado cobrar los llamados cheques de estímulo que el Gobierno de EEUU lleva entregando a sus trabajadores y jubilados con ingresos bajos como parte de las ayudas directas a los ciudadanos durante la pandemia del coronavirus. Los cheques ascienden a 1.400 dólares, unos 1.147 euros al cambio actual.

Estas medidas de choque ya empezaron a realizarse durante el Gobierno de Donald Trump, pero con la llegada del demócrata Joe Biden a la presidencia de EEUU su paquete de ayudas ha ascendido a 1,9 billones de dólares. US Internal Revenue Service (IRS), la agencia estadounidense encargada del Servicio de Impuestos Internos, habría enviado aparentemente las ayudas por un error del sistema, dando por supuesto que estos antiguos trabajadores extranjeros en EEUU aún mantenían un número de la seguridad social vigente y seguían siendo residentes.

El pago de estos cheques de estímulo parece haberse extendido a otros países más allá de Japón, y ha sido un problema que se lleve produciendo desde la anterior ronda de estímulos aprobada por Donald Trump. Solo durante el mandato de Trump, se enviaron algo más de 27.800 talones por un importe total de 34 millones de dólares, unos 27,8 millones de euros al cambio actual, a direcciones en el extranjero, sin distinguir entre beneficiarios correctos e incorrectos, según el Departamento del Tesoro.

Sin embargo, todo hace indicar que estos beneficiarios japoneses no recibieron los cheques durante 2020, por lo que sugiere que el problema de los pagos incorrectos se está produciendo bajo la administración de Biden. El propio Departamento del Tesoro aún no sabe a cuánto pueden ascender los cheques enviados de forma incorrecta.

Ciudadanos japoneses recibían hasta 2005 una pequeña pensión desde la administración de EEUU tras pagar los impuestos durante la época en la que trabajaron en el país. A partir de ese año, ambos países llegaron a un tratado por la Seguridad Social. Pero parece que por error el sistema ha tomado a estos ciudadanos dentro de los extranjeros que podían acceder a las ayudas, vía cheques.

El IRS ha confirmado que todas las ayudas recibidas de forma incorrecta deberán ser devueltas, pero parece difícil que un jubilado japonés sepa a dónde tiene que enviar el cheque que ha recibido por error.