Joan Clos / Wikimedia commons

Joan Clos / Wikimedia commons

El presidente de Asval ha participado en un evento de Nueva Economía y ha asegurado que el coronavirus “cambiará el mercado de la vivienda en España”. En este sentido, Joan Clos ha explicado que se producirá una “diversificación” en los precios y en la oferta. Además, el exalcalde de Barcelona critica las medidas intervencionistas del Gobierno central porque “ya han fracasado en otros países europeos” y defiende que para bajar los precios de la vivienda “hay que aumentar la oferta”.

Durante el encuentro también han intervenido David Pérez, consejero de vivienda de la Comunidad de Madrid y Helena Beunza, exsecretaria general de Vivienda del Gobierno de España. Entre los tres protagonistas han dibujado el panorama actual del sector residencial y su futuro más inmediato tras la crisis del covid-19.

“Hay una necesidad de crear un gran parque de viviendas en régimen de alquiler asequible y para ello hace falta implantar una serie de medidas que favorezcan el crecimiento y la robustez de un mercado de alquiler libre cada vez más profesionalizado. Además, la Administración tiene que colaborar con el sector privado para favorecer el acceso a las personas más vulnerables”, ha comenzado su exposición Clos.

En esta misma línea se ha mostrado Pérez durante su primera intervención en este evento patrocinado por Asisa. “La Administración tiene que ir por la vía de agilizar los trámites, eliminar burocracia y aumentar la oferta para que los precios de la vivienda desciendan” explica el político del Partido Popular que también ha aprovechado para poner en duda las medidas del Gobierno central o de la Generalitat catalana en materia de vivienda.

“Tiene que producirse una mejora en la normativa para que los jóvenes puedan acceder a una vivienda. Estamos viendo como las medidas que pretenden aplicar desde el Gobierno ya han fracasado en otras ciudades europeas como Berlín. Las medidas intervencionistas reducen la oferta hasta un 15% y lo que produce es un efecto contrario al deseado: un aumento de los precios, además de otros efectivos negativos como la creación de un mercado de fraude”, ha aseverado en este sentido.

Clos también ha mostrado su postura contraria a las políticas del Gobierno de Sánchez en materia de vivienda. “Me parece un poco arriesgado empezar a legislar poniendo en cuestión la confianza entre el sector público y el sector privado. Deberíamos gastar los esfuerzos en negociar y buscar puntos de encuentro… y no en confrontar con insultos y con calificativos alejados de la realidad entre unos y otros. Este es un problema muy complejo que requiere muchos recursos y por lo tanto hay que contar con el sector financiero”, ha defendido el presidente de Asval.

Además, el exalcalde de Barcelona ha defendido la necesidad que existe de cambiar la visión de la vivienda: menos propiedad y más alquiler. “En España, la Administración siempre ha favorecido la propiedad de la vivienda y ahora debe de cambiar el rumbo y fijar sus objetivos en aumentar el parque de vivienda en alquiler asequible. Pero los operadores también deben de cambiar su filosofía y sus objetivos en este sentido”, ha afirmado.

Por su parte, Beunza ha destacado el papel de los fondos europeos para la recuperación como un elemento fundamental para reactivar al sector. “Creo que tenemos una gran oportunidad con la estructura de los fondos europeos para reactivar el sector. El presupuesto para vivienda es de 2.050 millones de euros, cuando en años anteriores de media había 400 millones de euros. Cabe destacar que 1.650 millones de euros vienen de los fondos. Todavía no somos conscientes del impacto que tendrán en la rehabilitación estos fondos, pero hay que contar con el sector privado para ejecutar estos fondos”, ha afirmado la exsecretaria general de Vivienda.

Clos también reivindica el papel de los fondos europeos y alaba la fórmula de la Comunidad de Madrid para generar nueva vivienda en régimen de alquiler asequible. “Desde Asval miramos con mucha atención la propuesta de Madrid porque es la primera vez que se establece el régimen concesional en terrenos públicos. Es nuevo en la práctica jurídica de España y aun plantea algunos problemas regulatorios que seguro que se acaban de resolver en los próximos días. Esta fórmula es lo que se hace en los países europeos cuando se quiere construir viviendas en alquiler a precios asequibles. El coste final de la construcción es lo que debe de pagar el operador y no el precio del suelo porque es lo que aporta la Administración”, ha aseverado.

Clos también ha hecho referencia al mayor proyecto urbanístico de la capital: Madrid Nuevo Norte. “Es una gran noticia para la ciudad, pero yo veo algunos fallos urbanísticos. Toda la operación adolece de baja densidad y sería bueno incluir en el futuro un incremento de la edificabilidad que podría ser absorbida por una oferta de alquiler asequible. En general, tenemos que revisar el patrón de ciudad: poca edificabilidad y baja densidad”, ha finalizado.