Fuente: EP.

Fuente: EP.

Irene Montero y Podemos si libran del peso de la ley. La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha publicado la resolución sancionadora contra Podemos por revelar en octubre de 2019 en Twitter la identidad de Esther Argerich, una particular propietaria de un piso cuyos inquilinos iban a ser desahuciados. La revelación se produjo a través de un vídeo publicado en plena campaña electoral por la ahora ministra de Igualdad, Irene Montero, en el que interpelaba directamente a la propietaria. 

La AEPD describe en la resolución (que puede leerse completa aquí) la gravedad de los hechos que, sin embargo, se saldan con un simple apercibimiento sin multa porque el partido “eliminó los mensajes”. Este tipo de apercibimiento se concede sólo en situaciones muy excepcionales.

En octubre de 2019, Podemos lanzó una campaña en la red social Twitter para solidarizarse con los inquilinos de una vivienda que estaban bajo amenaza de desahucio por no pagar el alquiler, señalando directamente, con nombre y apellido, a la propietaria: Esther Argerich.

“Livia, Juan y sus tres hijos pueden ser desahuciados por no poder afrontar la subida abusiva de su alquiler. Pedimos a la propietaria de la casa, Esther Argerich, que negocie una solución para que puedan seguir en el barrio en el que llevan viviendo 12 años”, aseguraba Montero.

La AEPD, en su resolución, describe de forma contundente la gravedad de los hechos cometidos por Podemos, aseguran “que no se trató de la revelación de un dato personal, sino de tres: la identidad, otro de carácter económico, como es el de ser propietaria de un determinado piso, y otro como la renta que ha venido pagando por esa vivienda”.

Si bien el organismo asegura que al publicar el tweet “existió una difusión de datos personales en base a la definición que hace el Reglamento General de Protección de Datos, la AEPD resuelve que “los afectados son personas privadas y que el hecho en sí mismo no sería noticiable, ya que hay desahucios todos los días en multitud de ciudades desafortunadamente, y éste no es un caso especial”.

Además, la agencia reconoce que los miembros de Podemos “deberían haber actuado con una diligencia no sólo normal, sino superior, a la hora de realizar el tratamiento de datos personales”. “Montero debía haber tenido en cuenta que su opinión no es como la de una persona cualquiera, sino que al ser un partido político con un enorme seguimiento sus expresiones habrán de tener en todo caso una influencia mucho mayor”. 

No obstante, la AEPD asegura que “los hechos conocidos son constitutivos de una infracción, imputable a Podemos Partido Político, por vulneración del artículo 6 del RGPD”, pero que tras la exposición de hechos, en los que se señalan los graves atenuantes que rodearon a este caso, la Agencia impone “una sanción de apercibimiento” contra la formación política por esa infracción del reglamento, o lo que es lo mismo, la figura menor en cuanto a sanciones y que “no conlleva multa”.