Fuente: Banco Central de Islandia

Fuente: Banco Central de Islandia

No todos los países del mundo están reduciendo el efectivo… y un buen ejemplo de ello es Finlandia. Para el país escandinavo la crisis supuso un punto de inflexión, y los ciudadanos empezaron a perder la confianza en el sector financiero.

Desde entonces, se ha disparado la apuesta por el ‘cash’, en detrimento de los depósitos bancarios. El gráfico del Banco Central de Islandia habla por sí mismo.