Eurostat

Eurostat

El 25% de los ciudadanos de fuera de la UE que vivían en la Europa de los 27 se enfrentaron a una carga superior al 40% de su renta disponible a pagar los costes asociados a la vivienda, según los datos de Eurostat de 2019. De media, entre los ciudadanos comunitarios que vivían en otro país de la UE, el dato se ha reducido al 19%, mientras que solo un 9% de los ciudadanos nacionales de cada país tenía que asumir esa carga.

La tasa de esfuerzo del coste de la vivienda se define como el porcentaje de la población que vive en hogares donde el coste total de la vivienda representa más del 40% de la renta neta disponible.

Entre 2010 y 2019, la tasa de esfuerzo en la UE-27 para los ciudadanos de fuera de la UE alcanzó su máximo en 2014, con el 31% de la población extranjera, para volver a caer al 25% actual. Para los ciudadanos de otros países de la UE, la tasa fue de alrededor del 23% durante el período 2010-2012, antes de descender hasta el 17% en 2018, y volvió a aumentar en 2019.

Por el contrario, la tasa de esfuerzo para pagar la vivienda en los ciudadanos nacionales se ha mantenido prácticamente estable durante los últimos 10 años. El máximo fue del 11% entre 2013 y 2014, la tasa ahora se redujo al 9%.

En 2019, la tasa de esfuerzo para ciudadanos de fuera de la UE se registró en Grecia (70%), por delante de Bulgaria (40%), España (34%) y Polonia (30%).

Para los ciudadanos de otros Estados miembros de la UE, la tasa de sobrecarga de costes de vivienda más alta también se registró en Grecia (57%), seguida de Malta (35%) y España (33%).

Para los ciudadanos nacionales, la tasa de sobrecarga esfuerzo osciló en 2019 desde el 1% en Chipre y Malta hasta el 34% en Grecia.

Las mayores diferencias entre las tasas de esfuerzo para ciudadanos de fuera de la UE y ciudadanos nacionales se registraron en Grecia (35,9 pp), España (27,6 pp), Bulgaria (27,4 pp) y Polonia (23,5 pp).