La parada de Metro de Retiro, con un precio medio de 1.277.286 euros, se posiciona como la estación más cara del centro de Madrid para comprar una vivienda tipo de obra nueva de 80 m2 y dos dormitorios, según un estudio elaborado por la consultora Activum sobre el precio de la obra nueva basadas en las paradas del suburbano de la capital. Por el contrario, la estación de Ventilla es la más asequible del mercado madrileño para comprar.

Para el estudio se han analizado casi 2.000 viviendas de obra nueva disponibles en el día de hoy de 41 zonas diferentes del centro de Madrid. Tras Retiro, las estaciones de Gregorio Marañón (936.207 euros), Chamartín (925.926 euros), Alonso Martínez (873.139 euros) y Colón (861.538 euros) completan las cinco paradas con la vivienda más cara de la ciudad.

Por el lado contrario, las paradas más baratas del suburbano de Madrid son las de Ventilla, situada en la línea 9, con un precio de la obra nueva de 288.098 euros, seguida de Parque de las Avenidas, en la línea 7 y un precio de 304.490 euros. Tetuán, más en el centro con un precio de 307.581 euros, Valdeacederas (320.350 euros) y Alvarado (344.754 euros).