Los operadores de espacios flexibles para trabajar en España han visto frenada su expansión con motivo de la pandemia del coronavirus. De hecho, en lo que va de 2020 apenas han contratado 6.000 m2 de nueva superficie, y solo en Madrid y ninguno en Barcelona, por la falta de edificios adecuados. Aunque hay que decir que en 2018 y 2019, la superficie adquirida en la capital catalana superaba el 50% del total. Es lo que se desprende del informe elaborado por CBRE, y que recoge Cinco Días.

Las firmas WeWork, Utopicus (Colonial), Loom (Merlin) y Spaces concentran la mayoría del espacio contratado, Según CBRE, la oferta de espacios flexibles en Madrid supone apenas el 1,5% del total de las oficinas y en Barcelona el 2,3%, frente a otras capitales como Londres (7,1%) y Ámsterdam (4,2%), por lo que el negocio mantiene oportunidad de crecer.