Alejandro Meraviglia

Alejandro Meraviglia

Lentitud es la palabra con la que se podría definir a mayoría de administraciones públicas españolas a la hora de pagar sus deudas. Aunque la Ley de Morosidad establece que las entidades públicas tienen un máximo de 30 días para pagar las facturas emitidas por sus proveedores, la realidad es que solo los organismos dependientes de la Seguridad Social suelen cumplir y pagan en menos de 30 semanas.

Ni la Administración central ni las comunidades autónomas ni los ayuntamientos pagan a tiempo sus facturas. Dependiendo de la entidad, cobrar puede ser una cuestión de hasta alos.