Financial Times

Financial Times

Italia está en el punto de mira del mercado internacional. Y los inversores están penalizando los planes del Gobierno de llevar a cabo una senda de consolidación más moderada de la que marca Europa.

Este escenario ha desatado la tensión entre Roma y Bruselas, y está afectando a la deuda italiana. El interés de su bono a 10 años ha subido hasta quedarse en torno al 3,7%, el nivel más elevado en cuatro años y medio.

Como consecuencia, se ha disparado el diferencial entre el interés de la deuda italiana y la española (es decir, la prima de riesgo) hasta marcar máximos de 20 años. Les separan más de 200 puntos básicos. Ni siquiera en los momentos más críticos de la crisis de deuda soberana de 2012 se produjo un ‘spread’ semejante.