El IPC ha cerrado el primer mes del año en el 0,6%, el nivel más bajo desde septiembre de 2016. Según los datos que maneja el INE, estas cotas tan reducidas se deben a la caída que ha sufrido el precio de la electricidad. En el arranque de 2017, la inflación llegó a situarse en el 3%.