Si Emmanuel Macron es elegido finalmente presidente de Francia, será el líder más joven en la historia de este país. De hecho, es más joven que la edad media de la población francesa. Tiene 39 años frente a la media, dos años menos que el ciudadano medio francés. 

Es más, será el presidente más joven de la historia de Francia desde la elección en 1848 del sobrino de Napoleón Bonaparte, Luis Napoleón, a la edad de 40 años. la brecha entre la edad de los presidentes y la edad media de la población ha ido reduciéndose constantemente. En 1960 esta brecha permaneció en 38 años en Francia, Alemania,  Reino Unido y Estados Unidos, justo antes del voto de la década de los ‘baby boom’. Ahora se sitúa a poco más de 20 años. 

The Economist

The Economist